Principal Arriba Enviar apuntes Buscar Mapa del web

Derechos y deberes de los pacientes       

Esta Web ha obtenido el Certificado de Calidad y ha sido acreditada por la la SEEI

Principal
Arriba
Novedades
Introducción
Presentación
Postgrado Enfermería
Apuntes de clase
Evaluación
Hipervínculos
Descarga Software
Buscadores
San Miguel de Salinas
Alicante

  

 

 

Trabajo realizado en la asignatura “Ética y Legislación en Enfermería”.

Título: “Derechos y deberes de los pacientes. Papel de la enfermería”.
Autor: Aniorte Hernández, N.
Resumen:        En este trabajo se lleva a cabo una reflexión sobre los derechos y los deberes de los pacientes y el papel de la enfermera ante los mismos. Se inicia centrando el origen y los antecedentes históricos que sustentan los derechos de los pacientes, se realiza una valoración y un recordatorio sobre el soporte legislativo que ampara los derechos de los usuarios, y de los mecanismos establecidos por las Administraciones Públicas para velar por los mismos y al que pueden dirigirse los usuarios, así como un recordatorio de los programas que se han emprendido para velar por los mismos, continua con la Carta de deberes y derechos de los usuarios y finaliza con la importancia, finalidad y protocolo del consentimiento informado.
Palabras clave: deberes, derechos, pacientes, enfermería, consentimiento informado.

 DERECHOS Y DEBERES DE LOS PACIENTES. PAPEL DE LA ENFERMERÍA.

            SUMARIO:

1.      Introducción.

2.      Antecedentes históricos.

3.      Recursos del usuario ante los problemas ético-legales.

4.      Carta de derechos y deberes de los usuarios.

5.      Derechos del moribundo.

6.      Consentimiento Informado: consideraciones, definición, requisitos de la información, excepciones, recomendaciones y protocolo, normativa. 

INTRODUCCIÓN.

            Hemos escogido este tema, para su desarrollo, por su gran importancia y trascendencia, y por considerar que los derechos de los pacientes se ponen todos los días en juego, correspondiendo a la enfermería, como profesión más cercana al paciente su defensa y la garantía de su cumplimiento.

Hemos estructurado el trabajo iniciando una andadura por el tiempo para centrar el origen y la base legal sobre que se sustentan los derechos del paciente, para terminar tratando como un derecho de los más importantes "el consentimiento informado", que aunque obligado por ley sólo se exige para la realización de técnicas medicas, olvidando que para los cuidados y técnicas que se realizan en enfermería es igualmente obligado y necesario el consentimiento informado del paciente. 

 ANTECEDENTES HISTORICOS.

Los avances clínicos han permitido curar enfermedades que hasta hace poco eran incurables, prolongar la vida o retrasar el momento de la muerte durante mucho tiempo con sostificados medios técnicos.

La relación médico/paciente se ha modificado, de una relación de carácter paternalista se ha pasado a otra de "Autonomía", dando origen a nuevos y diferentes problemas en la práctica diaria a los que trata de dar respuesta la BIOÉTICA. Los avances tecnológicos, los cambios en los valores sociales y la creciente preocupación por la defensa de los Derechos Humanos, hacen que surjan y se reaviven los debates en temas controvertidos para la sociedad: la eutanasia, la interrupción voluntaria del embarazo, el estado vegetativo permanente, la atención a enfermos en fase irreversible, la fecundación in Vitro, la inseminación artificial, la ingeniería genética, los transplantes de órganos y el tratamiento de los neonatos con graves minusvalías son algunos ejemplos que entre otros podemos citar.

Ante la creciente insatisfacción de los pacientes por la asistencia recibida de profesionales sanitarios y la Administración, las demandas judiciales han experimentado un crecimiento exponencial por parte de los usuarios. Las causas de este malestar son múltiples y variadas, de las que podemos enumerar algunas.

Como resultado del devenir histórico, somos parte de los llamados países occidentales y la LIBERTAD, LA AUTONOMÍA, EL RESPETO A LOS DERECHOS HUMANOS CON LA ESCALA DE VALORES DE CADA INDIVÍDUO, configuran nuestro medio cultural. La salud siempre ha sido uno de bienes más preciados, la enfermedad por el contrario nos pone en "alerta" y, en teoría, pone en peligro nuestra vida, todo lo relacionado con ella nos hace ser proclives a la reflexión profunda y puede provocarnos dificultades de adaptación, sobre todo si tenemos en cuenta que nuestra sociedad, transformada continua y aceleradamente, hace que se acentúe el “individualismo, el consumismo, el culto al cuerpo, el rechazo al dolor, la negación de la muerte, el deterioro del medio ambiente, el paro, la crisis de las ideologías, la demanda de la participación en las decisiones y la exigencia de una relación menos paternalista y más participativa en grado de igualdad en todos los ámbitos de la vida familiar, social, política y en la relación sanitario-usuario".

Junto con las nuevas técnicas aparecidas en los últimos años (diálisis, transplantes, mantenimiento artificial de las funciones vitales, etc.), hacen que cada vez más se muera "deshumanizadamente" en los hospitales, aumenten las enfermedades crónicas, se disparen los gastos sanitarios por la mayor demanda, haciendo que el ciudadano medio asista y contemple todo con asombro y miedo. Todo ello hace que nos replanteemos el papel desempeñado por la atención sanitaria, haciendo de ésta una relación conflictiva. Frente a toda esta situación, la sociedad y los individuos reivindican y exigen, a través de “la defensa de los consumidores”, y “derechos de los pacientes”, una relación adulta, de personas que mutuamente se necesitan y respetan. De este contexto histórico surge la 1ª Carta de Derechos del paciente (1973) que de alguna manera viene a salvaguardar la autonomía del enfermo frente al hospital. En España, la ley General de Sanidad (1986). recoge los derechos de los pacientes y adquieren valor legal. A partir de este momento el CONSENTIMIENTO INFORMADO es, además de ética una obligación legal. La propia Constitución de 1978 reconoce el carácter prevalente al “bien fundamental de la libertad”. Sirviendo de cobertura legal al CONSENTIMIENTO INFORMADO en cuanto “derecho de autodisposición” que ejerce el usuario ante TODOS los profesionales sanitarios, incluidos el personal de enfermería. 

RECURSOS DEL USUARIO ANTE LOS PROBLEMAS ETICO-LEGALES.

El usuario de los servicios sanitarios está amparado ante la empresa, tanto pública como privada, que presta servicios sanitarios por una legislación. Esta legislación establece y regula unos sistemas que por una parte garantizan la asistencia y por otra establecen unos mecanismos, que pudiendo ser usados por el cliente, intentan garantizan la debida prestación de los mismos, es el "Servicio de Atención al Usuario".

En el escalafón principal tenemos la Constitución Española, que en su Articulo 43: reconoce el derecho a la Salud, la Ley. 14/6, de 25 de Abril, que en sus Artículos 9-10-11 establece los Derechos y Obligaciones de los Usuarios de la Sanidad, el Real Decreto 521/87, de 15 abril, que regula la estructura, organización y funcionamiento de los hospitales del INSALUD, la Ley 8/87 de la Generalitat Valenciana, de 4 diciembre, que en su Capitulo IV, Articulo 27, organiza las Unidades que velen por el cumplimiento de los DERECHOS Y DEBERES de los ciudadanos, el Decreto 46/88, sobre organización y funcionamiento del S.V.S. por los que la Secretaría General ejerce las funciones de COORDINACIÓN DEL PROCESO DE ATENCIÓN AL USUARIO y las Unidades de Atención de Calidad en los Hospitales, por último la Orden de 26 Diciembre de 1989 de la Consellería Sanidad y Consumo, que establece la obligatoriedad de la existencia de la GUIA DEL USUARIO en todos los hospitales.

EL PLAN DE HUMANIZACIÓN DE LOS HOSPITALES está basado en los DERECHOS Y DEBERES DEL CIUDADANO EN MATERIA DE SALUD, reconocidos en la Constitución Española y desarrollados en la ley General de Sanidad, como anteriormente hemos descrito.

Se inicia en su primera fase en el marco del NUEVO MODELO DE GESTIÓN HOSPITALARIA, en abril de 1.984 (dirigido fundamentalmente a los hospitales del INSALUD). Su elaboración y la creación de los Servicios de Atención al Usuario evidencian la voluntad de los responsables sanitarios por hacer del hospital una institución menos autoritaria, abriendo cauces de comunicación con la sociedad e incorporando la opinión de los usuarios a los indicadores de calidad. EL PLAN DE HUMANIZACIÓN, es la referencia en la que debe desenvolverse una parte muy importante de la CALIDAD ASISTENCIAL de la sanidad pública.

Como puntos conceptuales básicos podemos describir: seguimiento de la Carta de Derechos y Deberes, Servicio de Atención al paciente, Comisión de humanización de la asistencia, realización de encuestas post-hospitalización con el fin de detectar fallos para su corrección, mejoras estructurales de los hospitales, tales como su señalización interna, incorporación de enseñantes (maestros) en los hospitales infantiles, intentos por favorecer la unión de la madre el niño durante la estancia hospitalaria, biblioteca para los pacientes, información a los pacientes sobre autopsias, clínicas donación, instauración progresiva de las comida a la carta para los enfermos, el Servicio de Atención al Paciente, etc.

Como objetivos podemos describir: acercar la Sanidad al ciudadano, satisfacer las necesidades del paciente hospitalizado, superar los aspectos puramente asistenciales y la incorporación de la opinión del usuario a los instrumentos de medición de la calidad asistencial.

Los objetivos sintetizan los puntos contenidos en el Plan de HUMANIZACIÓN y se pueden resumir en las siguientes funciones:

·        Propiciar la integración del usuario en el hospital, mediante el control de acogida a pacientes y familiares.

·        Realizar el seguimiento de la CARTA DE DERECHOS Y DEBERES.

·        Centralizar y dar respuesta a las reclamaciones.

·        Analizar la información obtenida y elaborar propuesta de medidas correctoras tendentes a mejorar la política de HUMANIZACIÓN.

Estructural y orgánicamente en la Comunidad Valenciana, se lleva a cabo de acuerdo con el siguiente desarrollo:

* SERVICIO DE ATENCIÓN AL USUARIO-CENTRAL: Ubicado en los Servicios Centrales de la Consellería de Sanidad. Dependiente de la Secretaria General.

* SERVICIOS DE ATENCIÓN AL USUARIO (SAU) de Centros hospitalarios, de Especialidades y Atención Primaria. Ubicados en los propios Centros y dependientes del Director del Hospital ó de Área de Salud.

Por la Orden de la Consellería de Sanidad de 26 de Diciembre de 1.989, se establece la GUIA DEL USUARIO EN LOS HOSPITALES PÚBLICOS de la Comunidad Valenciana, que regula y pone orden en la relación Usuario-Hospital, dispone:

·        Todos los Hospitales dispondrán de una GUÍA DEL USUARIO DEL HOSPITAL.

·        Se editará en las dos lenguas oficiales de la Comunidad y estará compuesta por:

·        CARTA DE PRESENTACIÓN. Prologo.

·        DESCRIPCIÓN DEL CENTRO: Acceso, Señalización, Servicios Administración, Servicio de Atención al Usuario (SAU), Dirección.

·        CARTA DE DERECHOS Y DEBERES DE LOS USUARIOS DE LA SANIDAD.

·        NORMAS DE RÉGIMEN INTERIOR: ingresos, estancias, visitas, altas, horarios, etc.

·        SERVICIOS DE CARÁCTER NO ASISTENCIAL. :Cultos Religiosos, Servicio de Atención al Usuario, Biblioteca, Trabajador Social, ...

·        INFORMACIÓN sobre: donación de órganos, hemodonación, autopsias clínicas, servicios funerarios, etc.

·        En el SAU y a disposición de los usuarios que lo soliciten, se dispondrá de información sobre: enfermedades de transmisión sexual, interrupción voluntaria del embarazo, síndrome de immuno deficiencia adquirida.

·        Será ENTREGADA A TODOS LOS USUARIOS en el momento de su ingreso.

CARTA DE DERECHOS Y DEBERES DE LOS USUARIOS. 

Por su importancia reproducimos la Carta de Derechos y Deberes del usuario.

Derechos:

1. El usuario tiene derecho a recibir una atención sanitaria integral de sus problemas de salud, dentro de un funcionamiento eficiente de los recursos sanitarios disponibles.

2. El usuario tiene derecho al respeto a su personalidad, dignidad humana e intimidad, sin que pueda ser discriminado por razones de tipo social, económico, moral e ideológico.

3. El usuario tiene derecho a la confidencialidad de toda información con su proceso, incluso el secreto de su estancia en centros y establecimientos sanitarios, salvo por exigencias legales que lo hagan imprescindible.

4. El usuario tiene derecho a recibir información completa y continuada, verbal y escrita, de todo lo relativo a su proceso, incluyendo diagnósticos, alternativas de tratamiento y sus riesgos y pronóstico, que será facilitada en un lenguaje comprensible. En caso de que el paciente no quiera o no pueda manifiestamente recibir dicha información, ésta deberá proporcionarse a los familiares o personas legalmente responsables.

5. El usuario tiene derecho a la libre determinación entre las opciones que le presente el responsable médico de su caso, siendo preciso su consentimiento expreso previo a cualquier actuación, excepto en los siguientes casos: Cuando la urgencia no permita demoras. Cuando el no seguir tratamiento suponga un riesgo para la salud pública.

Cuando no esté capacitado para tomar decisiones, en cuyo caso el derecho corresponderá a sus familiares o personas legalmente responsables.

6. El usuario tendrá derecho a negarse al tratamiento, excepto en los casos señalados en el punto 5, debiendo para ello solicitar el alta voluntaria, en las condiciones que señala el punto 6 del apartado de Deberes.

7. El usuario tendrá derecho a que se le asigne un médico cuyo nombre deberá conocer y que será su interlocutor válido con el equipo asistencial. En caso de ausencia. Otro facultativo del equipo asumirá la responsabilidad.

8. El usuario tiene derecho a que quede constancia por escrito de todo su proceso; esta información y las pruebas realizadas constituyen la Historia Clínica.

9. El usuario tiene derecho a que no se realicen en su persona investigaciones, experimentos o ensayos clínicos sin una información sobre métodos, riesgos y fines. Será imprescindible la autorización por escrito del paciente y la aceptación por parte del médico, de los principios básicos y normas que establecen la Declaración de Helsinki. Las actividades docentes requerirán así mismo, consentimiento expreso del paciente.

10. El usuario tiene derecho al correcto funcionamiento de los servicios asistenciales y aceptables de habitabilidad, higiene, alimentación, seguridad y respeto a su intimidad.

11. El usuario tendrá derecho en caso de hospitalización a que ésta incida lo menos posible en sus relaciones sociales y personales. Para ello, el Hospital facilitará un régimen de visitas lo más amplio posible, el acceso a los medios y sistemas de comunicación y de cultura y la posibilidad de actividades de que fomenten las relaciones sociales y el entretenimiento del ocio.

12. El usuario tiene derecho a recibir cuanta información desee sobre los aspectos de las actividades asistenciales, que afecten a su proceso y situación personales.

13. El usuario tiene derecho a conocer los cauces formales para presentar reclamaciones, quejas, sugerencias y en general, para comunicarse con la administración de las Instituciones. Tiene derecho, así mismo a recibir una respuesta por escrito.

14. El usuario tiene derecho a causar ALTA VOLUNTARIA en todo momento tras firmar el documento correspondiente, exceptuando los casos recogidos en el Art. 5 de los Derechos.

15. El usuario tiene derecho a agotar las posibilidades razonables de superación de su enfermedad. El hospital proporcionará la ayuda necesaria para su preparación ante la muerte en los aspectos materiales y espirituales.

16. El usuario tiene derecho a que las instituciones Sanitarias le proporcione: Una asistencia técnica correcta con personal cualificado. Un aprovechamiento máximo de los medios disponibles. Una asistencia con los mínimos riesgos, dolor y molestias psíquicas y físicas.

Deberes:

1.      El usuario tiene el deber de colaborar en el cumplimiento de las normas e instrucciones establecidas en las Instituciones Sanitarias.

2.      El usuario tiene el deber de tratar con el máximo respeto al personal de las Instituciones Sanitarias, los otros enfermos y acompañantes.

3.      El usuario tiene el deber de solicitar información sobre las normas de funcionamiento de la Institución y los canales de comunicación (quejas, sugerencias, reclamaciones y preguntas). Debe conocer el nombre del médico. 

4.      El usuario tiene el deber de cuidar las instalaciones y de colaborar en el mantenimiento dela habitabilidad de las Instituciones Sanitarias.

5.      El usuario tiene el deber de firmar el documento de Alta Voluntaria, en los casos de no aceptación de los métodos de tratamiento.

6.      El usuario tiene el deber de responsabilizarse del uso adecuado de las prestaciones ofrecidas por el sistema sanitario, fundamentalmente en lo que se refiere a la utilización de servicios, procedimientos de baja laboral o incapacidad permanente y prestaciones farmacéuticas y sociales.

7.      El usuario tiene el deber de utilizar las vías de reclamación y sugerencias.

8.      El usuario tiene el deber de exigir que se cumplan sus derechos.

DERECHOS DEL MORIBUNDO.

1. -El derecho a saber que va a morir.

2. -El derecho a rehusar un tratamiento.

3. -El derecho a expresar su propia fe.

4. -El derecho a mantener la conciencia lo más cerca posible de la frontera de la muerte evitando el dolor.

5. -Morir sin el estrépito frenético de una tecnología puesta en juego para otorgar al moribundo algunas horas suplementarias de vida biológica.

6. -Morir manteniendo con las personas cercanas contactos humanos, sencillos y enriquecedores.

CONSENTIMIENTO INFORMADO.

CONSIDERACIONES.

El proceso de Atención de Enfermería se basa en el individuo, en el ser humano sobre el que se centran los cuidados y exige que cada enfermera considere primero y ante todo las necesidades del paciente/cliente de forma individual. Esta demanda introduce el elemento existencialista. Ningún profesional del cuidado de la salud puede cubrir las necesidades de un individuo sin consultar con él. Dicha consulta es un doble proceso Por haber preguntado a alguien cuales son sus necesidades, uno no está autorizado (excepto en un estado totalitario) a imponer, en la persona, sus propios puntos de vista, e incluso menos a realizar determinadas actividades sobre dicho individuo sin su consentimiento. Es un reto contundente para un grupo de profesionales, que durante cientos de años ha impuesto el cuidado de enfermería sobre los individuos que deseaban recibirlos de forma autocrática. El reto cultural del proceso de enfermería es tal, que demanda que las enfermeras vuelvan a enfocar sus bases de cuidado de un modo en que dé el control del proceso al usuario.

DEFINICIÓN.

Podemos definir el CONSENTIMIENTO INFORMADO como “el acto mediante el cual, el profesional sanitario expone al paciente, en relación horizontal y no paternalista, toda la información sobre el proceso que se va a seguir para su recuperación.

Debe contener una información básica que en lo posible, se debe ceñir a palabras cortas y directas que sean habituales en el lenguaje diario (no técnico), teniendo presente que quien nos oiga o lea, no tiene por que tener conocimientos técnicos ni sanitarios.

El consentimiento informado consiste en la explicación a un paciente atento y mentalmente competente de la naturaleza de su enfermedad, así como el balance entre los efectos de la misma y los riesgos y beneficios de los procedimientos terapéuticos recomendados, para a continuación solicitarle su APROBACIÓN para ser sometido a esos procedimientos.

REQUISITOS DE LA INFORMACIÓN:

* CALIDAD           ----------         Comprensión.

* COMPETENCIA    ----------         Validez.

* AUTENCIDAD     ----------         Relación.

EXCEPCIONES AL DEBER DE INFORMACIÓN.

·        Que exista rechazo explícito de toda información por parte del paciente.

·        Que exista grave riesgo para la Salud Pública.

·        Que exista situación de urgencia real y grave que permita demoras.

·        Imperativo legal.

·        Cuando el paciente no esté capacitado, en cuyo caso, corresponderá a sus familiares o personas allegadas. 

RECOMENDACIONES Y PROTOCOLO.

            Para su elaboración se deben tener en cuenta las siguientes RECOMENDACIONES, estando generalmente aceptado que para su confección y para llevarlo a cabo debe seguirse el siguiente PROTOCOLO.

1. - Explicación del procedimiento a seguir, incluyendo objetivos y duración del mismo.

2. - Riesgos típicos y atípicos.

3. - Alternativas diagnósticas y terapéuticas.

4. - Disponibilidad absoluta a ampliar la información.

5. - Opción al paciente/ tutor/ familiar para que puedan retirar el Consentimiento Informado en cualquier momento.

6. - Debe constar el nombre completo y firma del profesional sanitario responsable directo del procedimiento, haciéndose constar que ha informado al paciente/ tutor/ familiar y que puede requerir ayuda de otros profesionales.

7. - Nombre completo del paciente/tutor/familiar, declarando que ha leído / oído y comprendido toda la información, firmando libremente.

8. - Datos administrativos: nombre, nº de historia clínica, habitación, hospital, fecha, etc.

9. - Es conveniente, incluso antes de la redacción definitiva, darlo a leer a personas ajenas a las profesiones sanitarias, con el fin de comprobar su total comprensión.

NORMATIVA.

 El Consentimiento Informado es normativo en los siguientes casos:

·        Aborto.

·        Trasplantes.

·        Donación de órganos.

·        Ensayos clínicos.

·        Realización de técnicas invasivas que supongan o puedan suponer riesgo para el paciente.


Principal ] Novedades ] Introducción ] Presentación ] Postgrado Enfermería ] Apuntes de clase ] Trabajos Enfermería ] Evaluación ] Hipervínculos ] Descarga Software ] Buscadores ] San Miguel de Salinas ] Alicante ]

Usuarios On line:          
Última modificación: 13 de enero de 2013
Enviar correo electrónico a webmaster@aniorte-nic.net con preguntas o comentarios sobre este sitio Web.
Webmaster: Nicanor Aniorte Hernández
Copyright © 2001 N. ANIORTE
Política de Privacidad / Confidencialidad      Política de Financiación     Política de Publicidad

Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.

     Estamos en la red desde el 27 de julio de 2000