Principal Arriba Enviar apuntes Buscar Mapa del web Código de Conducta

VACUNAS III

 

 

Principal
Novedades
Apuntes de clase
Trabajos Enfermería
Evaluación

 

  

 

 

Apuntes: 

PLANIFICACIÓN  Y  GESTIÓN  DE  VACUNAS

VACUNAS III: VACUNAS NO SISTEMÁTICAS

VACUNAS NO SISTEMÁTICAS

  •  Vacuna Gripe.

  •  Vacuna Fiebre Tifoidea.

  •  Vacuna Hepatitis A.

  •  Vacuna Rabia.

  •  Vacuna Neumocócica.

  •  Vacuna Fiebre Amarilla.

  •  Vacuna BCG.

  •  Vacuna Rotavirus.

 

Vacuna Gripe. La gripe es un proceso banal en las personas sanas, sin embargo en personas que presentan enfermedades crónicas o en ancianos, puede llegar a ocasionar la muerte. Los programas de vacunación antigripal están dirigidos a estas poblaciones precisamente para evitar el mayor riesgo que tienen. Por otro lado, la alta contagiosidad de la enfermedad hace que se recomiende la vacunación a otros colectivos. Actualmente, en la Comunidad Valenciana se dirige la vacunación a las personas incluidas en alguno de los siguientes grupos:

 

a). Grupos de elevado riesgo de complicaciones:

    • Mayores de 65 años.

    • Adultos y niños con problemas crónicos cardiovasculares o pulmonares, en especial si han sido hospitalizados en el último año por su enfermedad.

    • Adultos y niños con problemas metabólicos crónicos (incluida la diabetes), en especial si han sido hospitalizados en el último año por su enfermedad.

    • Niños y adolescentes en tratamiento crónico con ácido acetil salicílico y sus derivados por el riesgo de aparición del Síndrome de Reye.

    b). Grupos con capacidad de transmisión elevada a personas de alto riesgo:

    • Personal sanitario.

    • Convivientes o cuidadores de personas de alto riesgo.

c) Trabajadores de servicios considerados esenciales para la comunidad (policía, bomberos)

 

En nuestro país solo están comercializadas vacunas de virus inactivados, bien virus enteros, fraccionados o de las denominadas de subunidades (antígenos de superficie)

La composición de la vacuna varía de año en año siguiendo las recomendaciones de la OMS, sobre las cepas que previsiblemente serían la causa de las epidemias para el invierno, identificadas a través de un sistema de vigilancia de las cepas.

La eficacia de la vacuna es del 70 al 80%, si bien esta es menor en los ancianos y en los niños que no han sido previamente vacunados.

La vía de administración es intramuscular, debiendo administrarse una dosis en septiembre-octubre. Los menores de 9 años que no han recibido nunca la vacuna ni han padecido la enfermedad, deben recibir una segunda dosis a las 4-8 semanas después de la primera. En los niños menores de 15 meses se recomienda utilizar la mitad de dosis que los adultos.

Los efectos secundarios son escasos y casi siempre locales (eritema, dolor), aunque puede aparecer fiebre malestar o mialgias. Solo está contraindicada la administración en menores de 6 meses de edad y cuando hay antecedentes de hipersensibilidad a los componentes de la vacuna (huevo). Durante el embarazo debe valorarse el riesgo de la vacunación frente al riesgo de la enfermedad; si es posible, debe esperarse al segundo trimestre del embarazo.

 

Vacuna Fiebre Tifoidea. Existen tres tipos de vacuna contra la fiebre tifoidea:

    • Vacuna de gérmenes inactivados inyectable.

    • Vacuna de gérmenes atenuados, oral.

    • Vacuna de polisacáridos capsulares, recientemente incorporada.

Los niveles de anticuerpos son mayores con la vacuna inyectable, pero la oral produce inmunidad a nivel de mucosas, lo que confiere un nivel de inmunidad similar pero con un periodo de duración menor. Está indicada fundamentalmente en viajeros a países con alta endemia.

La pauta es de 2 dosis subcutáneas, separadas 4 semanas para las inyectables y 3 dosis días alternos para las orales. Ambas precisan una dosis de recuerdo cada tres años si persiste el riesgo.

La vacuna oral no tiene efectos secundarios, mientras que la parenteral puede presentar efectos locales (dolor o eritema) o generales (fiebre, mialgias, cefalea)

Está contraindicada la vacuna si hay antecedentes de hipersensibilidad a los componentes de la vacuna y en inmunodeprimidos. En el embarazo debe utilizarse con precaución. No debe administrarse la forma oral simultáneamente con la vacuna contra la polio.

 

Vacuna Hepatitis A. El virus de la hepatitis A produce una enfermedad hepática habitualmente leve, aunque potencialmente grave llamada hepatitis A. Los pacientes con esta enfermedad expulsan los virus por las heces y el contagio se produce al tomar agua o alimentos contaminados, o por contacto intimo con individuos enfermos. Suele presentarse simultáneamente en varios miembros de una familia o comunidad en forma de epidemias. La enfermedad nunca se hace crónica y sólo en muy raras ocasiones puede causar la muerte.

La vacuna contra la hepatitis A es una suspensión de virus inactivados por formaldehído. Es altamente eficaz, ya que una sola dosis de 720 unidades de antígeno consigue proteger a las 3-4 semanas al 95% de los vacunados (con una dosis de 1440 unidades la protección se alcanza en 14 días)

La pauta recomendada de vacunación consiste en 2 dosis, separadas entre sí 6 meses. La vía de administración es intramuscular.

Está indicada fundamentalmente en viajeros jóvenes a zonas endémicas, manipuladores de alimentos, personal de limpieza y adictos a drogas por vía parenteral.

Los efectos adversos son leves y no existen contraindicaciones.

 

Vacuna Rabia. La rabia se produce por el efecto de un virus (rhabdomiovirus) a nivel del sistema nervioso central. Tras la contaminación de la puerta de entrada, generalmente una mordedura del animal infectante, se produce una multiplicación del virus en la zona, pasando después a través de las terminaciones nerviosas al sistema nervioso central. A partir de este momento aparecen los síntomas y el virus se disemina de forma centrípeta, excretándose por la saliva. Tanto en el hombre como en los animales, cuando los síntomas del mal se manifiestan, ya no hay cura posible: la muerte es inevitables.

El tratamiento antirrábico de manera preventiva en seres humanos, está indicado sólo en quienes tienen un alto riesgo: los técnicos de laboratorio que manipulan animales potencialmente infectados, veterinarios, exploradores de cuevas de murciélagos, recolectores de basura o carteros en zonas donde se ha dado algún caso de rabia.

Existen distintos tipos de vacuna antirrábica, todas ellas de virus inactivados. Las más antiguas se obtenían mediante cultivos en tejidos nerviosos, siendo sustituidas posteriormente por cultivos en embrión de pato, ya que las primeras tenían elevados efectos secundarios de carácter neurológicos. Las más actuales se obtienen a partir de cultivos celulares, siendo, por lo tanto más seguras y efectivas.

Siguiendo las recomendaciones de la OMS, suele utilizarse en España, la profilaxis post-exposición siguiendo las recomendaciones de la OMS y que se indican en el cuadro siguiente:


 

Categoría

Tipo de lesión

Acciones

I

Tocar o alimentar animales. Lamedura sobre piel intacta

Ninguna.

II

Mordisco en piel descubierta. Arañazo o erosiones leves sin sangrado.

Lameduras sobre piel rasgada.

Vacunación inmediata. Suspender la vacunación si el animal sigue sano tras la observación o las muestras analizadas son negativas.

III

Mordedura o arañazos transdermicos sencillos o múltiples.

Lameduras de mucosas.

Vacunación + inmunización pasiva. Suspender la vacunación en los mismo casos que en el tipo II.

 

Esquema vacunal postexposición, dos opciones:

  1. Cinco visitas-cinco dosis de 1 ml de vacuna HDCV, los días 0, 3, 7, 14 y 28.

  2. Tres visitas cuatro-dosis, se basa en la administración de dos dosis de 1 ml el día 0, y posteriormente una nueva dosis a los días 7 y 21.

En ambas pautas vacunales la protección se alcanza después de la tercera dosis, esto es a partir del día 14 del inicio de la vacunación. También se ha demostrado la efectividad con otras pautas. La efectividad de la profilaxis pre-exposición es prácticamente del 100%, manteniéndose durante al menos dos años.

 

Vacuna Neumocócica. El neumococo es el principal agente causal de las neumonías no hospitalarias y el segundo agente bacteriano productor de meningitis en nuestro entorno.

Las vacunas actualmente disponibles frente al neumococo están compuestas por 23 polisacáridos capsulares y está especialmente indicada en grupos de alto riesgo (mayores de 65 años o inmunodeprimidos)

La vacuna debe administrarse en una dosis única por vía intramuscular o subcutánea, revacunación cada 5 años. Los efectos secundarios descritos incluyen reacciones locales, elevación de la temperatura, mialgias y cefaleas.

 

Vacuna Fiebre Amarilla. La fiebre amarilla es una enfermedad viral que se transmite a los seres humanos a través de la picadura de mosquitos infectados. Síntomas comunes: desde ser similar a una gripe severa hasta una hepatitis grave y fiebre hemorrágica. Indicación vacunal: personas que viven en zonas epidémicas, endémicas o viajeros a dichas zonas.

Vía administración: Subcutánea. Dosis: una única dosis. Revacunación a los diez años.

 

Vacuna BCG. Contra la Tuberculosis. La vacunación sistemática con la vacuna BCG en los recién nacidos se abandonó en España en 1980 (1974 en Cataluña), manteniéndose en el País Vasco hasta el año 2013, fecha a partir de la cual se retiró. En España no está indicado su uso sistemático. Sólo estaría indicada en trabajadores sanitarios en contacto frecuente con enfermos tuberculosos.

 

Vacuna Rotavirus. Rotavirus es un agente infeccioso que causa con frecuencia gastroenteritis en los niños pequeños. El cuadro clínico que provoca es habitualmente benigno, con vómitos, diarrea y a veces fiebre, aunque puede ser más intenso en los lactantes más pequeños, que en alguna ocasión precisan de ingreso hospitalario y de forma excepcional puede resultar fatal. No financiada. Polivalente: por 4 serotipos (G1, G2, G3 y G4) y el genotipo P8.


Principal ] Novedades ] Apuntes de clase ] Trabajos Enfermería ] Evaluación ]

Usuarios On line:          
Última modificación: 16 de diciembre de 2016
Enviar correo electrónico a webmaster@aniorte-nic.net con preguntas o comentarios sobre este sitio Web.
Webmaster: Nicanor Aniorte Hernández
Copyright © desde 2001 Nicanor Aniorte.
Política de Privacidad / Confidencialidad      Política de Financiación     Política de Publicidad

Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.

     Estamos en la red desde el 27 de julio del 2.000