Principal Arriba Enviar apuntes Buscar Mapa del web

La Enfermería en España       

Esta Web ha obtenido el Certificado de Calidad y ha sido acreditada por la la SEEI

Principal
Arriba
Novedades
Introducción
Presentación
Postgrado Enfermería
Apuntes de clase
Trabajos Enfermería
Evaluación
Hipervínculos
Descarga Software
Buscadores
San Miguel de Salinas
Alicante

  

 

 

Apuntes: 

HISTORIA  DE  LA ENFERMERÍA.

LA PROFESIÓN DE ENFERMERÍA EN ESPAÑA.

1. Siglos XVI, XVII, XVIII, XIX y XX

2. Sinopsis histórica. Evolución de los practicantes y Matronas. Evolución de las Enfermeras. Unificación de titulaciones.

3. La Colegiación en Enfermería.

4. Sindicatos y enfermería.

5. Bibliografía.

Siglo XVI (Renacimiento):

Reglamentación del médico (universidad) y del cirujano ("aprobado"). Es en este momento cuando se reglamenta la profesión del médico que debe realizar unos estudios marcados por cada país.

La actividad manual queda en manos de los cirujanos los cuales deben pasar un examen tras unos años de práctica al lado de otro cirujano. De ahí que en el Siglo XVI a los cirujanos que pasan el examen se les llame cirujanos aprobados. Esto lo hacen para diferenciarlos de la gente que hacía actividades sanitarias sin ningún tipo de formación, lo que hacían lo sabían por experiencia (empirismo)

· Existencia de Empíricos. Estos eran: parteras, mujeres que habían aprendido a fuerza de ir a los partos, batidores, los hernistas, los sangradores, los que trataban los problemas de traumatología (algebristas)...Se les intentó regular su práctica pero no se consiguió y muchos de los que utilizaban fórmulas mágicas fueron perseguidos por la Inquisición.

Siglo XVII.

La situación que nos encontramos en España en el siglo XVII es la siguiente:
- La población ha crecido mucho.
- Persiste el hambre (es la época de la gran de independencia) en el siglo XIX se experimentará un aumento de población mayor.
- La mortalidad infantil es grande antes de cumplir el primer año de vida.
- Disminuyen las epidemias gracias a la aparición de la vacuna contra la viruela. España se libra de las pestes mediterráneas. Aún así existen tasas de mortalidad elevadas, debidas a enfermedades infecciosas (cólera, fiebre amarilla, tifus, ...), malnutrición, malos hábitos de higiene. La tasa de mortalidad es del 40 por 1000 y esperanza de vida de 35 años.
- El desarrollo económico requiere un incremento de la mano de obra.
- Reformas sanitarias. Durante el reinado de Carlos III se pone en marcha un plan de beneficencia social y sanitaria cuya forma de pago es a través de bienes del estado, del clero y por otras instituciones. En 1822 se promulga la Ley General de Beneficencia que se establece a 3 niveles:

* Domiciliaria, orientada a remediar necesidades temporales y de urgencia. Se encarga el municipio. Se establece una asistencia médica y farmacéutica a domicilio.
* Beneficencia provincial, orientada al remedio de necesidades a medio plazo (niños abandonados huérfanos, ancianos, enfermos contagiosos...) Es responsabilidad de la diputación provincial. Se incluyen casas de expósitos, asilos y hospitales provinciales.
* Beneficencia general, destinada al remedio de necesidades permanentes, a cargo del estado.

La organización se realiza a través de juntas de beneficencia y por las juntas de la caridad. Se inicia una acción contra las pestes y enfermedades endémicas, aumenta la preocupación por la higiene.

Siglo XVIII:

Titulación Universitaria de los Cirujanos. Esta situación se mantiene hasta el siglo XVIII, en este momento los cirujanos se convierten también en profesionales, tienen que realizar unos estudios determinados en las Escuelas Reales de Cirugía (llamadas así en España)

· Cirujanos tradicionales o romancistas: siguen habiendo empíricos que realizan estas tareas y que a parir del Siglo XVIII se van a agrupar en tres clases diferentes:
- Parteras.
- Sangradores.
- Cirujanos romancistas o tradicionales. Llamados romancistas por que no pasaban por la universidad, donde se hablaba Latín, ellos hablaban lenguas romances, y en nuestro caso, castellano.

· Reglamentación de las Parteras. El trabajo de las parteras se regula por una serie de leyes que a lo largo del siglo XIX van a sufrir una serie de cambios.

En ESPAÑA la enfermería no existía como profesión, encontrando relacionado con la misma las actividades que ejercía el barbero sangrador y el cirujano menor, que se formaban en los hospitales y órdenes religiosas. Dado que la situación sanitaria en España era mala, los gobiernos comenzaron a pensar que tenían que reformar y regular las profesiones sanitarias.

En Septiembre de 1857 aparece una Ley muy importante en España “Ley de Bases para la Institución Pública”, Ley denominada popularmente como: "Ley Moyano" ( Ministro que promulgó esta Ley en aquel momento ) es la que regulará todas las profesiones sanitarias en España y en base a lo que dice, el 21 de Noviembre de 1861 se publica el "Reglamento para las enseñanzas de practicante y matrona", no hace mención ni contempla la de enfermero.

En estos reglamentos se regula todo lo relacionado con las profesiones de practicante y matrona. El practicante será el que sustituya al cirujano menor y al barbero sangrador. La Matrona la encargada de asistir al partos, dar los primeros y urgentes auxilios al Recién Nacido así como administrar el agua de socorro (bautismo)

Profesiones sanitarias.

Continúan siendo controladas por el tribunal del protomedicato. Que es suprimido en 1.822 con la Ley de Beneficencia.

Se mantienen las cofradías y organizaciones asistenciales continúan los cirujanos, cirujanos romancistas (que no terminan la carrera y no pueden hacer todas las operaciones)

A las parteras se les reconoce una formación teórico práctica.

Practicantes y matronas adquieren un status importante.

El papel del enfermero no queda incluido en las profesiones sanitarias, es reconocido como oficio.

Tipos de enfermeros:

· Cuidadores-enfermeros.
· Religiosos, la asistencia no está remunerada. Perciben sólo comida y alojamiento. Asistencia físico-espiritual.
· Seglares, sí están remunerados, realizan actividades encomendadas por los religiosos.
· Practicantes, cirujano romancista, sangrador... ejecutan la práctica de acciones específicas. No es necesaria una formación académica. Es lo único que hay en zonas rurales. Se convierten en practicantes en 1857.
· Parteras y matronas, adquieren conocimientos con la práctica, a partir de 1901 se les exige un examen.
· Asistentes voluntarios, hermandades y cofradías, son seglares de diferentes procedencias sociales y con los que se cuenta para llevar a cabo la asistencia.

Existe paralelismo entre los enfermeros de la época y los actuales. Se describe la función administrativa. Destaca la figura del enfermero mayor, que puede ser la madre superiora, el prior o el maestro.

Siglo XIX:

El movimiento reformista durante el siglo XIX, y su influencia en la enfermería española.

El movimiento reformista, muy ligado al krausismo y a la institución libre de la enseñanza, tuvo una gran influencia en la regularización y modernización de la vida en la mujer en España y repercutió en la enfermería española desde el punto de vista de la incorporación de la mujer al ámbito laboral y al sistema educativo, dinamizado el proceso por la revolución industrial y el auge del movimiento obrero.

La enfermería española durante el reformismo tuvo su máximo exponente en una mujer: Concepción Arenal, que realizando análisis de la realidad social, benéfica y penitenciaria denunció la necesidad de suplir las carencias existentes en cuanto al personal de enfermería y los servicios de enfermería, que hasta ese momento eran desempeñados por criadas con escasos recursos económicos y limitados conocimientos culturales, sirvientas sin conocimientos técnicos, y en la mayoría de los casos sin saber leer ni escribir.

Concepción Arenal observa y recoge cinco principios que debe guardar toda persona dedicada a la enfermería:

      * Cuidado en la asistencia.
* Conocimientos sobre la alimentación.
* Honestidad.
* Aseo.
* Orden.

Estos cinco principios recogidos por Concepción Arenal nos demuestran la impronta paradomestica, al menos en origen, de la actividad de la enfermería.

Durante el siglo XIX se producen los siguientes acontecimientos histórico-sanitarios:

· Unificación de médicos y cirujanos: en 1827 se unifican en una sola carrera universitaria los médicos y los cirujanos.

· Cirujanos romancistas y sangradores o Ministrantes: en 1845 se unen bajo la denominación de "Ministrantes", que viene del verbo que significa "servir". Tiene formación empírica.

En Septiembre de 1857 aparece una Ley muy importante en España “Ley de Bases para la Institución Pública”, Ley denominada popularmente como: "Ley Moyano" (Ministro que promulgó esta Ley en aquel momento) es la que regulará todas las profesiones sanitarias en España y en base a lo que dice, el 21 de Noviembre de 1861 se publica el "Reglamento para las enseñanzas de practicante y matrona", no hace mención ni contempla la de enfermero. Se crea la Carrera de Practicante, como Enseñanza Libre, a los que se atribuyen tres funciones fundamentales que se califican como “ARTES” en sus planes de estudio:

* Callistas.
* Dentistas.
* Asistentes a partos.

En estos reglamentos se regula todo lo relacionado con las profesiones de practicante y matrona. El practicante será el que sustituya al cirujano menor y al barbero sangrador. La Matrona la encargada de asistir al partos, dar los primeros y urgentes auxilios al Recién Nacido así como administrar el agua de socorro (bautismo)

· Los Ministrantes pasan a practicantes a partir de 1857 (Ley Moyano), estos realizaban sangrías, administraban todo tipo de medicación tópica, realizaban vendajes, cauterizaciones, extracción de dientes y podología.

· Cirujano odontólogo o cirujano dentista: aparecen en 1875, a partir de esta nueva regulación se prohíbe a los ministrantes estas tareas y pasan a manos de cirujanos odontólogos o dentistas.

En 1877, la Real Orden de 6 de octubre desposee a la Carrera de Practicantes del ejercicio de dentista, desapareciendo así pues los Practicantes Dentistas, aunque los titulados hasta esa fecha y los que habían iniciado los estudios podrían continuar desempeñando tales funciones.

La institucionalización del reformismo social en España se inicia con la Comisión de Reformas Sociales (1.883), encargada de analizar la realidad social del país, a partir de ese momento una serie normativas legislativas en el tiempo, institucionalizarán y profesionalizaran la sanidad y la enfermería.

· Reglamentación de practicantes y matronas: en 1888 se reglamenta la titulación de los practicantes (eran los antiguos ministrantes) y a las matronas.

- Practicantes: A partir de este momento los practicantes tienen que recibir una formación teórica de 1 año, la cual comprendía:

* Anatomía.
* Técnica de los vendajes.
* Cirugía menor.

Después tenían que hacer 2 años de prácticas hospitalarias, y luego debían pasar un examen teórico - práctico para poder ejercer.

- Matronas: Tienen que recibir una preparación teórica de 1 año, en el que se les enseñaba obstetricia (anatomía del aparato genital femenino), desarrollo del parto, asistencia al parto, cuidados al recién nacido y primeros auxilios tanto para la madre como para el bebé. Después debían de hacer 2 años de prácticas en un hospital y por último hacer un examen teórico - práctico para poder ejercer.

En estos momentos existían: médicos, matronas, practicantes y enfermeras. Quien cuida a los enfermos en el hospital son las enfermeras que son religiosas. Para ellas no se habla todavía de profesión sino de ocupación.

Siglo XX.

En 1.903 se crea el Instituto de Reformas Sociales.

En 1.908 aparece el Instituto Nacional de Previsión, que se mantiene con más o menos altibajos hasta la Segunda República.

En 1.923 aparece la Escuela Nacional de Puericultura adscrita al Consejo Superior de Protección a la Infancia, que tiene entre sus funciones la lucha contra la mortalidad infantil y la proyección docente y científico, encargado de la educación de los profesionales que habían de intervenir en los problemas de los niños.

En 1.924 se crea la Escuela Nacional de Sanidad, durante el primer año de la dictadura de Primo de Rivera, con la función de instruir a los médicos y formar un cuerpo de enfermeras sanitarias y preparar al personal subalterno auxiliar.

En 1.931 aparece el Consejo Superior Psiquiátrico.

En 1.932 se crea el Patronato de Asistencia Social Psiquiátrica.
Posteriormente aparecen por la Orden Ministerial de 16 de Mayo de 1.932, el Titulo de Practicante Psiquiátrico, Enfermero Psiquiátrico y Enfermera Visitadora de Higiene Mental.

Pero es durante la 2ª República cuando se empieza a desarrollar la enfermería de carácter laico, se crea la Escuela de Psiquiatría dotada de elementos para la investigación científica del enfermo mental y su tratamiento y curación, y se crea el grupo de enfermeras psiquiátricas visitadoras.

Otras ramas en las que la enfermería se institucionaliza son:
·        Enfermería en la lucha antituberculosa.
·        Enfermería en la lucha antivenérea.

Las matronas fueron las primeras mujeres que accedieron a la enfermería como profesión organizada, pero es al aparecer la Escuela Nacional de Puericultura cuando se instaura la especialidad de Enfermera Visitadora Puericultora, lo que supuso el primer intento serio de constituir una red sanitaria pública en nuestro país.

Sobre la evolución de los estudios y recordando que ya en 1.870, Concepción Arenal señala la necesidad de la unificación, en aquellos momentos divididos entre practicantes, enfermeros, enfermeras y mozos, no es hasta el 1er. tercio del siglo XX, momento en el que se crean las Escuelas de Enfermería, cuando se produjo la emergencia de la enfermería, como profesión regulada formalmente y contemplada en los diversos planes de estudios con sus correspondientes titulaciones.

Las enfermeras fueron las que mayores dificultades encontraron para alcanzar el reconocimiento profesional, no instituyéndose el “Titulo de Enfermera” hasta 1.915, momento a partir del cual, la profesión se clasifica en:

* Practicantes.
            * Matronas.
            * Enfermeras.

Clasificación fundamentada principalmente en la división sexual del trabajo.

La Podología es declarada como profesión anexa o accesorio de la profesión de practicante.

El paso siguiente fue la unificación de estudios, mediante el Decreto de 27-VI-1.952, se refunden los planes de estudios de practicantes, enfermeras y matronas: habían nacido los ATS.

Con la llegada de la Democracia y la incorporación a la Universidad, la Orden Ministerial de 1-VI-1.977 da origen al proceso de unificación, adoptándose el nombre de “enfermería” para todos los profesionales.

2. SINOPSIS HISTÓRICA.

· Evolución de los Practicantes y Matronas: 

1º - 1901:
Se solicita un examen de ingreso: En este año se ordena por ley que todos los que quieran realizar los estudios de practicante o de matrona hagan un examen de ingreso, este es muy sencillo y las preguntas corresponden a conocimientos de 1ª enseñanza. A partir de este año el programa de estas carreras es puesto por la Facultad de Medicina de Madrid, y son también quienes van a hacer el examen de final de ambas carreras por lo tanto los estudiantes han de desplazarse a Madrid.

Las materias que se desarrollan son:
- Anatomía.
- Vendajes
- Fracturas, modo de reducirlas y diferentes aparatos para colocarlos.
- Aplicación tópica o externa de medicamentos.
- Masajes.
- Instrumental quirúrgico.
- Curas quirúrgicas.
- Cauterizaciones y sangrías.
- Técnicas de hemostasia (control hemoglobina)
- Vacunación.
- Inyecciones, su técnica y los tipos.
- Técnicas de anestesia.

2º - 1902:
Se autoriza a los practicantes para que atiendan partos normales: Para esto debían de pasar un examen de matrona. Además de estas asignaturas también tuvieran:
- Anatomía obstétrica.
- Evolución del embarazo.
- Parto y su atención.
- Cuidados del recién nacido.
- Dietas.
- Primeros auxilios para ambos.
- Esto estará vigente hasta el año 1953.

3º - 1904:
Se organizan los estudios a partir de la Instrucción General de Sanidad: Se organiza otra vez toda la Sanidad Española y afecta a los estudios de estas carreras, pero se autoriza la enseñanza libre, es decir, se contempla la posibilidad de presentarse por libre al examen.

4º - 1926:
Se exige el Bachiller Elemental: Para poder presentarse se exigen el Bachiller.

5º - 1928:
Creación de las Escuelas de Matronas: Están dentro de los hospitales, en ellas se realizan los estudios prácticos y teóricos. Para entrar hacen falta unos requisitos:
- Bachiller Elemental.
- Menos de 20 años.
- Presentar un certificado de buena conducta, que le hacía un párroco o la autoridad civil.
- A las mujeres se les pedía autorización paterna si era soltera o al marido si era casada.

6º - 1935:
2ª República: Creación del Cuerpo de Practicantes de Asistencia Pública Domiciliaria y de Matronas Titulares Municipales. Llamados así para recalar que el practicante hacía el servicio a domicilio.

En este año se crea un tipo de asistente sanitario que es el enfermero/a psiquiátrico que era preparado específicamente para dementes y para trabajabar con enfermos psiquiátricos. Se consideraba que estos enfermos necesitaban unos cuidados específicos. Continúa hasta 1950.

· Evolución de las Enfermeras:

1º - 1895:
Creación de la Escuela de Enfermeras de Santa Isabel Hungría por Federico Rubio Gali: En España la primera escuela de enfermería se funda en este año. La crea un cirujano madrileño llamado Federico Rubio, que había vivido en Inglaterra en los años que Florence abre su escuela, la cual visitó y vio el tipo de enseñanza que allí se realizaba.
Cuando vuelve a España piensa abrir una escuela con estas características y lo hace en el Hospital de la Princesa de Madrid, que era donde trabajaba, la llama "Escuela de Enfermería de Santa Isabel de Hungría", la hace siguiendo el modelo de Florence con una enseñanza teórica y práctica. Sin embargo estos estudios son privados y la gente que sale no tiene una titulación oficial.

2º - 1915:
Creación del Título Oficial de Enfermera: se establece un programa de conocimientos y un examen teórico - práctico por la Facultad de Medicina.

3º - 1917:
Primeros textos para de Enfermería en la Escuela de Santa Isabel: Se empiezan a escribir en castellano textos de enfermería. El primero fue escrito por un profesor de la escuela de Santa Isabel.
S
e crean las primeras Escuelas Oficiales de Enfermeras reconocidas por el Ministerio de Educación. Iniciándose paulatinamente la profesionalización de la enfermería en España y la integración de las Escuelas de Enfermería en la Universidad.

4º - 1923:
Escuela Nacional de Puericultura de Madrid. Aparece esta escuela a la que acudían por un lado médicos y por otro lado enfermeras. Unos recibían el título de médico puericultor y los otros de enfermera visitadora puericultora, nombradas así por que hacían un seguimiento del niño sano en su casa, dando a la madre consejos de higiene, dietas, etc.

5º - 1935:
Escuela Nacional de Enfermeras Sanitarias y de Asistencia Pública: Es una especialidad dentro de la enfermería; su ocupación, hacer divulgación sanitaria en las casas.

· Unificación de titulaciones:

1º - 1935:
Unificación de las carreras de practicante, matrona y enfermera bajo la titulación de Asistente Técnico Sanitario (ATS)

2º - 1973:
Se considera la enfermería como una profesión. Abarcando los cuidados enfermería que conocemos en la actualidad.

3º - 1977:
La carrera de Enfermería pasa a constituir una Diplomatura Universitaria, otorgando el título de Diplomado Universitario en Enfermería (DUE)
Este plan se renovó a partir de 1992 - 93, el cual se ha modificado recientemente.

Las enfermeras fueron las que mayores dificultades encontraron para alcanzar el reconocimiento profesional, no instituyéndose el “Titulo de Enfermera” hasta 1.915, (Real Decreto de 21 de Mayo de 1915 sobre la formación de la enfermera) momento a partir del cual, la profesión se clasifica en:

· Practicantes.
· Matronas.
· Enfermeras.

Clasificación fundamentada principalmente en la división sexual del trabajo.

3. LA COLEGIACIÓN EN ENFERMERÍA.

El origen de los Colegios Profesionales proviene de la Ley General de Sanidad de 1.855, mediante la que se instituye en cada provincia un jurado médico farmacéutico de calificación para fines disciplinarios y arbítrales.

En 1.898 se implantó la colegiación obligatoria para médicos y farmacéuticos y en el marco de la Instrucción General de Sanidad (1.904) se preveía la creación de colegios profesionales por parte de todas las profesiones sanitarias reconocidas, pero aún así hasta 1.929 mediante la Real orden del 28-XII-1.929 no se concede la colegiación oficial y obligatoria de los practicantes, en 1.930 mediante la Real Orden del 7-V-1.930 se concede la colegiación oficial y obligatoria a las matronas.

Las enfermeras por su parte no es hasta la Ley de Bases de Sanidad en 1.944, cuando pueden constituirse en colegios profesionales.

Tras la unificación de estudios, mediante el Decreto de 27-VI-1.952, se refunden los planes de estudios de practicantes, enfermeras y matronas: habían nacido los ATS, los profesionales de enfermería se colegian en secciones colegiales en función del sexo:

      * ATS masculinos y practicantes.
* ATS femeninos y enfermeras.
* Matronas.

Tras la Orden Ministerial de 1 de Junio de 1.977 y el proceso de unificación en el que se adapta el nombre de “enfermería” para todos los profesionales, los Colegios de Enfermería unifican así mismo sus secciones colegiales.

4. SINDICATOS Y ENFERMERÍA.

Las primeras noticias que se conocen sobre la agrupación sindical del personal auxiliar de enfermería, corresponde al del Hospital de la Santa Cruz y San Pablo de Barcelona, del manicomio de San Andrés y Hospital San Lázaro, agrupados en torno al “Sindicato Único de Productos Químicos”, en 1.926 se establecen los “Comités Paritarios” y durante la 2ª República los “Jurados Mixtos”.

Durante el periodo franquista la Ley Sindical consagra el verticalismo y los profesionales de enfermería se integran en el “Sindicato de Actividades Sanitarias”, existiendo cierta similitud entre Colegios Profesionales y Sindicato.

En 1.983 se crea el Sindicato de Enfermería, SATSE, luchando hasta el momento por la enfermería como un sindicato corporativo.

5. BIBLIOGRAFÍA.

  • José Siles González ( 1996): Pasado, presente y futuro de la Enfermería en España. Perspectiva Histórica y Epistemológica, CECOVA, Alicante.

  • Juana Hernández Conesa (1995): Historia de la Enfermería. Un análisis histórico de los cuidados de Enfermería, Interamericana McGraw-Hill, Madrid.


Principal ] Novedades ] Introducción ] Presentación ] Postgrado Enfermería ] Apuntes de clase ] Trabajos Enfermería ] Evaluación ] Hipervínculos ] Descarga Software ] Buscadores ] San Miguel de Salinas ] Alicante ]

Usuarios On line:          
Última modificación: 13 de enero de 2013
Enviar correo electrónico a webmaster@aniorte-nic.net con preguntas o comentarios sobre este sitio Web.
Webmaster: Nicanor Aniorte Hernández
Copyright © 2001 N. ANIORTE
Política de Privacidad / Confidencialidad      Política de Financiación     Política de Publicidad

Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.

     Estamos en la red desde el 27 de julio de 2000