Principal Arriba Enviar apuntes Buscar Mapa del web Código de Conducta

Inmunización/Vacunas en el Adulto

 

 

Principal
Novedades
Apuntes de clase
Trabajos Enfermería
Evaluación

 

    

 

 

Apuntes: 

VACUNAS  /  INMUNIZACIÓN  EN  EL  ADULTO

Profesor: Nicanor Aniorte Hernández.

VACUNAS / INMUNIZACIÓN EN EL ADULTO

Sumario de Contenidos:

1. Vacunas e Inmunización.
    Definición y clasificación, tipos de inmunización
.

2. Vacunas Sistemáticas.
   
Hepatitis B, Poliomielitis (inyectable), DTPa: difteria, tétanos, pertusi acelular (tosferina), Varicela, HIB (Haemophilus Influenzae B), Triple Vírica (sarampión, rubéola, parotiditis), Meningococo C, Papilomavirus.

3. Vacunas No Sistemáticas.
    Vacuna Gripe, Vacuna Fiebre Tifoidea, Vacuna Hepatitis A, Vacuna Rabia, Vacuna Neumocócica, Vacuna Fiebre Amarilla, Vacuna BCG, Vacuna Rotavirus.

4. Contraindicaciones de las vacunas.
    Contraindicaciones absolutas y temporales, reacciones adversas.

5. Registro Nominal de Vacunas.

6. Cadena del frío.

7. Bibliografía.

1. Vacunas e Inmunización.

Una vacuna es una suspensión de microorganismos vivos atenuados, inactivados, sus fracciones u otros antígenos, que es administrada a un individuo sano con el objeto de inducir inmunidad activa protectora frente a una enfermedad infecciosa. La vacuna estimula el sistema inmunitario e induce una respuesta inmunitaria específica, que protege a dicho individuo en el futuro contra el agente infeccioso frente al que se vacuna.

La inmunización activa o vacunación tiene por objeto la inducción y producción de respuestas inmunitarias específicas protectoras (anticuerpos y/o inmunidad mediada por células) en un individuo sano susceptible. Se refiere al acto físico de administración de la vacuna.

 

Clasificación de las vacunas. Las vacunas pueden clasificarse según diversos criterios:

1. Por su origen: bacterianas o virales.

2. Por el tipo de material que se utiliza: vivas atenuadas, muertas o inactivadas, recombinantes (son aquellas en las que el material genético, ha sido modificado en forma artificial o recombinado. Ej. Hepatitis); sintéticas (son aquellas elaboradas en su totalidad por la industria química / farmacéutica. Ej. Malaria).

3. Por su composición: monovalentes (se prepara a partir de una sola cepa de la especie. Ej. Vacuna contra la rabia); polivalentes (contienen varias cepas de la misma vacuna: Ej. Polio, gripe); combinadas (se combinan distintas vacunas. Ej. Triple vírica, DTP).

4. Por su uso sanitario: sistemáticas, no sistemáticas. Las vacunas sistémicas presentan un interés individual y comunitario por lo que están indicadas en toda la población (vienen indicadas en el Calendario Vacunal Oficial). Las vacunas no sistémicas no se administran como parte de un programa de salud publica, tienen una indicación individual ante una situación particular de riesgo, un viaje o un brote epidémico local, su indicación viene formuladas por el medio a la vista de las circunstancias personales o ambientes que rodean al paciente.

 

En la tabla siguiente se indica las características de algunas vacunas con relación a las distintas clasificaciones:

Vacuna

Origen

Tipo material

Composición

Uso sanitario

Fiebre amarilla

Vírica

Viva atenuada

Monovalente

No sistemática

Varicela

Vírica

Viva atenuada

Monovalente

Sistemática

Parotiditis

Vírica

Viva atenuada

Polivalente

Sistemática

Polio oral

Vírica

Viva atenuada

Polivalente

No sistemática

Rotavirus

Vírica

Viva atenuada

Polivalente

No sistemática

Triple vírica

Vírica

Viva atenuada

Combinada

Sistemática

Gripe

Vírica

Inactivada

Polivalente

No sistemática

Polio inyect.

Vírica

Inactivada

Polivalente

Sistemática

Rabia

Vírica

Inactivada

Monovalente

No sistemática

Hepatitis B

Vírica

Recombinante

Monovalente

Sistemática

Hepatitis A

Vírica

Recombinante

Monovalente

No sistemática

Papilomavirus

Vírica

Recombinante

Polivalente

Sistemática

BCG

Bacteriana

Viva atenuada

Monovalente

No sistemática

F. Tifoidea oral

Bacteriana

Viva atenuada

Monovalente

No sistemática

Haemophilus I.

Bacteriana

Inactivada

Monovalente

Sistemática

Meningocócica

Bacteriana

Inactivada

Monovalente

Sistemática

Neumocócica

Bacteriana

Inactivada

Monovalente

No sistemática

DTP

Bacteriana

Inactivadas

Combinada

Sistemática

Malaria

Parásito

Sintética

Polivalente

No sistemática

 

Vacunas vivas atenuadas. Están formadas los por gérmenes que producen la enfermedad, atenuados mediante pases sucesivos en series celulares, de manera que son capaces de generar inmunidad sin producir la enfermedad. Se administran dosis con un menor número de microorganismos, dado que se multiplican en el huésped, replicando el proceso natural de la infección pero sin producir la enfermedad. Inducen anticuerpos y la respuesta de las células T citotóxicas. Por esta razón debería ser suficiente una sola dosis, y no requieren adyuvantes. Sin embargo, suelen administrase en más de una ocasión, fundamentalmente, para asegurar una mayor tasa de respuesta. Son menos estables. De hecho, pueden estar demasiado atenuadas y no conferir inmunidad.

 

Vacunas muertas o inactivadas. Pueden elaborarse a partir de microorganismos totalmente virulentos. Células enteras inactivadas mediante métodos físicos (calor) o químicos (formol, b-propiolactona). En otros casos se utilizarán antígenos toxoides: fracciones víricas (Hepatitis B o vacuna fraccionada de la gripe); polisacáridos capsulares u otros componentes (vacuna acelular frente a la tosferina). Al tratarse de organismos sin capacidad de reproducirse, o fragmentos, suelen administrarse en varias dosis con unos intervalos mínimos entre las mismas. Necesitan un gran número de microorganismos. Se administran por vía parenteral. Requieren adyuvantes. Tienden a ser más estables. Inducen fundamentalmente una respuesta humoral, el nivel de anticuerpos protectores disminuye con el tiempo y, sólo estimulando periódicamente la memoria inmunitaria, con la administración de dosis de recuerdo, es como se consigue una protección frente la enfermedad.

 

Tipos de inmunización.

  • Inmunización Natural Activa: Es la inmunidad adquirida por el organismo tras padecer una enfermedad y entrar en contacto con el germen patógeno. El organismo fabrica sus propios anticuerpos. Ej. Varicela, sarampión, paperas, etc.

  • Inmunización Natural Pasiva: Los anticuerpos pasan de la madre al niño, puede ser por vía placentaria o por la lactancia materna.

  • Inmunización Artificial Activa: Son las que llamamos VACUNAS, el individuo produce anticuerpos al administrarle la vacuna.

  • Inmunización Artificial Pasiva: Se introducen anticuerpos que se han producido en otro hombre o en algún animal, que ya han padecido la enfermedad o fueron vacunados. Son las Gammaglobulinas y Sueros.

 

Inmunización pasiva. Supone la administración de sueros o inmunoglobulinas que confieren una protección inmediata, pero de corta duración. Suelen utilizarse conjuntamente con las vacunas con el fin de proteger de forma inmediata hasta que la vacuna consigue unos niveles de anticuerpos adecuados (p. ej. en los tratamientos post exposición) o en situaciones de inmunodepresión en las que no pueda garantizarse una respuesta adecuada a la vacuna. Las inmunoglobulinas pueden ser standard, que contiene una mezcla de anticuerpos tipo IgG, o específicas, que contienen anticuerpos específicos contra un germen. La vía de administración habitual de las inmunoglobulinas es intramuscular. Los efectos secundarios son escasos, bien locales (dolor o eritema), bien generales (fiebre, artralgias, escalofríos, disnea, etc.). Las reacciones anafilácticas son excepcionales.

La inmunización con vacunas de virus vivos atenuados debe posponerse hasta tres meses después de administrada la inmunoglobulina. El resto de vacunas pueden administrarse conjuntamente con las inmunoglobulinas, si bien debe administrarse en puntos de inyección diferentes.

 

 

2. Vacunas sistemáticas:

  • Hepatitis B.

  • Poliomielitis (inyectable).

  • DTPa: difteria, tétanos, pertusi acelular (tosferina).

  • Varicela.

  • HIB (Haemophilus Influenzae B).

  • Triple Vírica (sarampión, rubeola, parotiditis).

  • Meningococo C.

  • Papilomavirus.

 

Vacuna Hepatitis B. La hepatitis B es un problema de salud de gran trascendencia. Los programas de vacunaciones pretenden el control en primera instancia y la erradicación a largo plazo, ya que el hombre es el único reservorio del virus.

Las consecuencias de la enfermedad son tanto de tipo agudo (formas clínicas de la hepatitis, incluyendo la posibilidad de muerte como consecuencia de una hepatitis fulminante) como de tipo crónico, como consecuencia de las complicaciones que aparecen en los portadores crónicos del virus. Se estima que en España existen unos 600.000 portadores crónicos del virus, de los que el 25% desarrollarán a lo largo de su vida una cirrosis y/o un hepatocarcinoma.

Actualmente existen dos tipos de vacuna. Ambas están formadas por antígeno de superficie del virus (HBsAg) cuyos anticuerpos confieren protección contra la enfermedad. La primera en comercializarse obtenía el antígeno a partir de la purificación de plasma de portadores crónicos. La segunda se obtiene mediante ingeniería genética a partir de levaduras. Actualmente se encuentran en investigación vacunas polipeptídicas.

Después de la inmunización completa la eficacia en sujetos sanos es del 95%, considerando como respuesta adecuada una tasa de anticuerpo superiores a 10 Unidades/mililitro. Esta eficacia es menor en las persona con inmunodepresión (incluido los hemodializados), las personas de mayor edad, los obesos y, según parece, los fumadores.

Si bien los títulos de anticuerpos decrecen con la edad, no se conoce con exactitud si es precisa la revacunación. Actualmente se admite que no es necesario revacunar, al menos hasta los 10 años de completada la vacunación inicial.

En la Comunidad Valenciana la indicación de la vacunación sería la siguiente:

  • Tres dosis: al nacer, a los 2 y 6 meses de vida. Si la madre es portadora del HBsAg, deberá recibir la segunda dosis de vacuna frente a la hepatitis B al mes del nacimiento.

  • Se completará la pauta de tres dosis en todos los menores de 20 años no vacunados.

  • Vacunación en sujetos incluidos en los grupos de riesgo: personal sanitario, personas con minusvalías psíquicas, personal de instituciones cerradas, hemodializados y politrasfundidos, promiscuos sexuales y adictos a drogas por vía parenteral.

La vía de administración es intramuscular en el deltoides (no en el glúteo) o en la cara antero lateral del muslo y la dosificación varía según el fabricante (habitualmente tres dosis).

Se han descrito como efectos secundarios cefaleas, malestar general, fiebre, artralgias, mialgias. Solo está contraindicada cuando existen antecedentes de hipersensibilidad a alguno de los componentes. El embarazo o la lactancia no son contraindicaciones. Puede administrarse simultáneamente con cualquier otra vacuna.

 

Vacuna Polio inyectable. La poliomielitis es una enfermedad vírica que puede cursar con parálisis que puede persistir para toda la vida e incluso provocar la muerte. Actualmente el riesgo de enfermar en España es prácticamente nulo.

Hay dos tipos de vacuna:

    • Polio Sabin, de virus atenuados cultivados en células de riñón de mono. Se administra por vía oral y produce “epidemias vacunales” (contagio a terceros).

    • Polio Salk, de virus muertos tras el cultivo en riñón de mono por la acción del formaldehído. Se administra vía intramuscular.

Ambas vacunas contienen los tres serotipos del virus de la polio.

Ambas vacunas consiguen una eficacia del 90% tras las tres dosis iniciales separadas 4 semanas. La oral, además consigue inmunidad a nivel de membranas.

El calendario oficial de vacunaciones de la Comunidad Valenciana incluye la administración de la vacuna inyectable a los 2, 4, 6 y 18 meses de edad.

El único efecto adverso a la vacuna oral descrito, es la aparición de casos de polio postvacunal (1 caso por millón de dosis), siendo menor el riesgo en los niños que en los adultos. La vacuna inyectable no tiene efectos adversos importantes.

 

Vacuna Difteria. El cuadro clínico de la difteria está producido por una toxina producida por el corinebacterium diphteriae, que puede producir cuadros cutáneos o respiratorios.

La gran difusión en el medio no permite plantearse su erradicación, aunque sí su control.

La vacuna antidiftérica está formada por la toxina diftérica tratada por calor o formol, existiendo una forma de presentación pediátrica y una de adultos, que contiene menor cantidad de toxoide.

Se utiliza combinada con la vacuna antitetánica (presentación para adultos) o junto con la antipertusi (tosferina acelular) solo en presentación pediátrica.

La eficacia de la vacuna alcanza al 90-95%. Se administra en la Comunidad Valenciana a los 2, 4, 6, 18 meses, con dosis de recuerdo a los 5 ó 6 años y 14 años; y revacunación cada 10 años.

Los efectos adversos son escasos y se comentan junto con la vacuna antitetánica. Actualmente se encuentra contraindicada durante el embarazo y la lactancia y en inmunodeprimidos.

 

Vacuna Tétanos. Al igual que sucede con la difteria, el tétanos es consecuencia de la acción de una exotoxina producida por el clostridium tetani, que afecta al sistema nervioso central produciendo parálisis espastica que, frecuentemente, ocasiona la muerte.

La vacuna está formada por toxoide tetánico inactivado por el calor y el formol, que se utiliza de forma aislada o combinada con difteria (DT o Td) o con difteria y pertusi (DTP).

Con una pauta vacunal correcta se alcanzan protecciones en el 99% de los sujetos, aunque los niveles de anticuerpos decaen con el tiempo, siendo necesaria la revacunación cada 10 años.

En el calendario vacunal infantil C.V. se administra a los 2, 4, 6, 18 meses (DTP), con dosis de recuerdo a los 5 ó 6 años y 14 años; y revacunación cada 10 años.

En los adultos no vacunados previamente deben administrarse 3 dosis, las dos primeras separadas 1-2 meses y la tercera 6-12 meses. En ambos casos debe administrarse una dosis de recuerdo cada 10 años.

El Comité Asesor de Vacunas indica en sus informes, que cuando una persona lleva más de 5 dosis administradas de la vacuna del tétanos, cuando presenta una herida no será necesario la administración de más dosis de vacuna del tétanos salvo que presente una herida de alto riesgo (herida tetanígena contaminada con gran cantidad de material que puede contener esporas o que presente grandes zonas de tejido desvitalizado)

La vía de administración en todos los casos es intramuscular.

Los efectos adversos son raros; los más frecuentes son de tipo local. Tanto los efectos locales como los generales (cefalea, mialgias, anorexia) tienen una relación directa con el número de dosis administradas. No existen contraindicaciones contra la vacunación del tétanos a excepción de la hipersensibilidad a alguno de sus componentes.

 

Vacuna varicela. La varicela y el herpes zoster son enfermedades producidas por el virus varicela-zoster, siendo especialmente grave en inmunodeprimidos y durante el embarazo.

La vacuna actualmente disponible está constituida por virus atenuados. Incluida en el calendario vacunal de la Comunidad Valenciana: una única dosis a los 11 años.

 

Vacuna Haemophilus Influenzae tipo B (HIB). El HIB produce diversas enfermedades invasivas entre las que destaca las meningitis, dada su gravedad (se estima que un 13% de los casos de ellas cursaran con secuelas).

La vacuna está formada por polisacáridos capsulares del HIB conjugados con proteína tetánica o diftérica (no tóxicas ni inmunógenas). La eficacia de la vacuna es cercana al 100% cuando se administra de forma completa.

Dado que la mayor parte de los casos de enfermedad invasiva por HIB, se produce antes de los 5 años de edad, no se aconseja la vacunación después de esta edad.

Actualmente está incluida en el calendario vacunal de la Comunidad Valenciana, recomendándose su administración a los 2, 4, 6 y 18 meses de edad.

En aquellos niños que no recibieron la vacunación dentro del calendario la pauta de vacunación varía según la edad:

 

Edad

Dosis (intervalo)

Refuerzo

<6 meses

3 dosis (4-8 semanas)

a los 15 meses

7-11 meses

2 dosis (4-8 semanas)

a los 15 meses

> 12 meses

1 dosis

No

 

Vacuna Sarampión. El sarampión es una enfermedad exantemática altamente contagiante que puede complicarse con neumonías, otitis, convulsiones y encefalitis.

La vacuna contiene virus vivos atenuados cultivados en embrión de pollo o en fibroblastos humanos. Una dosis subcutánea produce inmunidad en el 95% de los vacunados. Los efectos adversos más frecuentes son la fiebre alta, y el rash cutáneo que aparecen a la semana de la vacunación. Se han descrito encefalitis al mes de la vacunación, así como procesos neurológicos, artralgias, etc.

Debe administrarse con precaución cuando existen antecedentes de convulsiones. No debe administrarse cuando existen infecciones agudas o ante cuadros de hipersensibilidad a sus componente o inmunodepresión. No debería administrarse a embarazadas.

Incluida en el calendario vacunal de la Comunidad Valenciana conjuntamente con la de la Rubeola y la Parotiditis (triple vírica), dos dosis, la primera a los 15 meses y la segunda a los 5 ó 6 años.

 

Vacuna Rubeola. La rubéola es una enfermedad exantemática cuya importancia viene determinada por la posibilidad de la aparición de la rubéola congénita si afecta a mujeres embarazadas.

La vacuna está formada por virus atenuados, bien solos, bien asociados a la de la parotiditis y a la del sarampión.

La vacuna administrada de forma subcutánea es efectiva en el 90% de los casos, manteniéndose la protección al menos 20 años.

Las reacciones adversas más frecuentes son las adenopatías, el rash, febrícula, artralgias. No debe administrarse durante el embarazo por el riesgo teórico de rubéola congénita. No debe administrarse a inmunodeprimidos, en enfermedades febriles agudas o con antecedentes de hipersensibilidad a los componentes de la vacuna.

El calendario de vacunaciones C.V. incluye esta vacuna en forma de triple vírica (sarampión rubéola, parotiditis), dos dosis, la primera a los 15 meses y la segunda a los 5 ó 6 años.

 

Vacuna Parotiditis. La parotiditis es una enfermedad de origen vírico que cursa con inflamación de la parótida y puede complicarse con infecciones del sistema nervioso central producidas por el mismo virus (meningitis o encefalitis urliana) y, en varones adultos, con orquitis que pueden ocasionar esterilidad.

La vacuna está formada por virus vivos atenuados cultivados en embrión de pollo o en células diploides.

Una sola dosis de vacuna confiere inmunidad en mas del 90% de los casos, persistiendo probablemente de por vida.

Dado que la vacuna produce una infección subclínica, los efectos secundarios que pueden detectarse se asemejan a la enfermedad (febrícula, inflamación de las parótidas) a los 10-14 días de la vacunación. Los efectos a nivel de SNC se han descrito ocasionalmente y asociados especialmente a la cepa Jeryl Lynn.

Cuando se administra a sujetos previamente inmunizados no se incrementan los efectos secundarios. No debe administrarse a embarazadas, inmunodeprimidos o a personas con antecedentes de hipersensibilidad a los componentes (huevo, en algunos casos, y neomicina). Puede administrarse prácticamente junto a cualquier otra vacuna.

El calendario de vacunaciones C.V. incluye esta vacuna en forma de triple vírica (sarampión rubéola, parotiditis), dos dosis, la primera a los 15 meses y la segunda a los 5 ó 6 años.

 

Vacuna Meningococo C. La Neisseria Meningitidis (Meningoco), no sólo puede producir bacteriemia o meningitis, sino que puede complicarse con cuadros invasivos y severos como púrpura fulminante, artritis, miocarditis, pericariditis, endoftalmitis o neumonía. Se ha demostrado que la vacuna es inmunógena, efectiva y segura, y que induce memoria inmunitaria.

Se ha incorporado recientemente al calendario de todas las CC.AA. en la Comunidad Valenciana se administra a los 2, 6 y 18 meses de edad. Se vacunará con una dosis de vacuna conjugada frente al meningococo C a los menores de 20 años no vacunados.

 

Vacuna Papilomavirus. Los papilomavirus son los virus responsables de las verrugas genitales y de algunos cánceres del área genital y anal. Son un grupo de más de 100 virus. De estos 100 virus unos 30 pueden pasarse de una persona a otra mediante contacto sexual. La infección por ciertos tipos de VPH es la causa principal de cáncer cervical. Los serotipos 16 y 18 son la causa principal del cáncer de cuello de útero.

Son vacunas seguras y eficaces y podrían reducir hasta en dos terceras partes el número de muertes por cáncer cervical en el mundo, si todas las mujeres se vacunaran y si la protección fuera a largo plazo.

Se ha incorporado recientemente al calendario vacunal en la Comunidad Valenciana, se administrarán tres dosis en niñas, a los 14 años, según indicación de la ficha técnica de la vacuna disponible.

 

3. Vacunas no sistemáticas:

  • Vacuna Gripe.

  • Vacuna Fiebre Tifoidea.

  • Vacuna Hepatitis A.

  • Vacuna Rabia.

  • Vacuna Neumocócica.

  • Vacuna Fiebre Amarilla.

  • Vacuna BCG.

  • Vacuna Rotavirus.

 

Vacuna Gripe. La gripe es un proceso banal en las personas sanas, sin embargo en personas que presentan enfermedades crónicas o en ancianos, puede llegar a ocasionar la muerte. Los programas de vacunación antigripal están dirigidos a estas poblaciones precisamente para evitar el mayor riesgo que tienen. Por otro lado, la alta contagiosidad de la enfermedad hace que se recomiende la vacunación a otros colectivos. Actualmente, en la Comunidad Valenciana se dirige la vacunación a las personas incluidas en alguno de los siguientes grupos:

 

a). Grupos de elevado riesgo de complicaciones:

    • Mayores de 65 años.

    • Adultos y niños con problemas crónicos cardiovasculares o pulmonares, en especial si han sido hospitalizados en el último año por su enfermedad.

    • Adultos y niños con problemas metabólicos crónicos (incluida la diabetes), en especial si han sido hospitalizados en el último año por su enfermedad.

    • Niños y adolescentes en tratamiento crónico con ácido acetil salicílico y sus derivados por el riesgo de aparición del Síndrome de Reye.

    b). Grupos con capacidad de transmisión elevada a personas de alto riesgo:

    • Personal sanitario.

    • Convivientes o cuidadores de personas de alto riesgo.

c) Trabajadores de servicios considerados esenciales para la comunidad (policía, bomberos)

 

En nuestro país solo están comercializadas vacunas de virus inactivados, bien virus enteros, fraccionados o de las denominadas de subunidades (antígenos de superficie)

La composición de la vacuna varía de año en año siguiendo las recomendaciones de la OMS, sobre las cepas que previsiblemente serían la causa de las epidemias para el invierno, identificadas a través de un sistema de vigilancia de las cepas.

La eficacia de la vacuna es del 70 al 80%, si bien esta es menor en los ancianos y en los niños que no han sido previamente vacunados.

La vía de administración es intramuscular, debiendo administrarse una dosis en septiembre-octubre. Los menores de 9 años que no han recibido nunca la vacuna ni han padecido la enfermedad, deben recibir una segunda dosis a las 4-8 semanas después de la primera. En los niños menores de 15 meses se recomienda utilizar la mitad de dosis que los adultos.

Los efectos secundarios son escasos y casi siempre locales (eritema, dolor), aunque puede aparecer fiebre malestar o mialgias. Solo está contraindicada la administración en menores de 6 meses de edad y cuando hay antecedentes de hipersensibilidad a los componentes de la vacuna (huevo). Durante el embarazo debe valorarse el riesgo de la vacunación frente al riesgo de la enfermedad; si es posible, debe esperarse al segundo trimestre del embarazo.

 

Vacuna Fiebre Tifoidea. Existen tres tipos de vacuna contra la fiebre tifoidea:

    • Vacuna de gérmenes inactivados inyectable.

    • Vacuna de gérmenes atenuados, oral.

    • Vacuna de polisacáridos capsulares, recientemente incorporada.

Los niveles de anticuerpos son mayores con la vacuna inyectable, pero la oral produce inmunidad a nivel de mucosas, lo que confiere un nivel de inmunidad similar pero con un periodo de duración menor. Está indicada fundamentalmente en viajeros a países con alta endemia.

La pauta es de 2 dosis subcutáneas, separadas 4 semanas para las inyectables y 3 dosis días alternos para las orales. Ambas precisan una dosis de recuerdo cada tres años si persiste el riesgo.

La vacuna oral no tiene efectos secundarios, mientras que la parenteral puede presentar efectos locales (dolor o eritema) o generales (fiebre, mialgias, cefalea)

Está contraindicada la vacuna si hay antecedentes de hipersensibilidad a los componentes de la vacuna y en inmunodeprimidos. En el embarazo debe utilizarse con precaución. No debe administrarse la forma oral simultáneamente con la vacuna contra la polio.

 

Vacuna Hepatitis A. El virus de la hepatitis A produce una enfermedad hepática habitualmente leve, aunque potencialmente grave llamada hepatitis A. Los pacientes con esta enfermedad expulsan los virus por las heces y el contagio se produce al tomar agua o alimentos contaminados, o por contacto intimo con individuos enfermos. Suele presentarse simultáneamente en varios miembros de una familia o comunidad en forma de epidemias. La enfermedad nunca se hace crónica y sólo en muy raras ocasiones puede causar la muerte.

La vacuna contra la hepatitis A es una suspensión de virus inactivados por formaldehído. Es altamente eficaz, ya que una sola dosis de 720 unidades de antígeno consigue proteger a las 3-4 semanas al 95% de los vacunados (con una dosis de 1440 unidades la protección se alcanza en 14 días)

La pauta recomendada de vacunación consiste en 2 dosis, separadas entre sí 6 meses. La vía de administración es intramuscular.

Está indicada fundamentalmente en viajeros jóvenes a zonas endémicas, manipuladores de alimentos, personal de limpieza y adictos a drogas por vía parenteral.

Los efectos adversos son leves y no existen contraindicaciones.

 

Vacuna Rabia. La rabia se produce por el efecto de un virus (rhabdomiovirus) a nivel del sistema nervioso central. Tras la contaminación de la puerta de entrada, generalmente una mordedura del animal infectante, se produce una multiplicación del virus en la zona, pasando después a través de las terminaciones nerviosas al sistema nervioso central. A partir de este momento aparecen los síntomas y el virus se disemina de forma centrípeta, excretándose por la saliva. Tanto en el hombre como en los animales, cuando los síntomas del mal se manifiestan, ya no hay cura posible: la muerte es inevitables.

El tratamiento antirrábico de manera preventiva en seres humanos, está indicado sólo en quienes tienen un alto riesgo: los técnicos de laboratorio que manipulan animales potencialmente infectados, veterinarios, exploradores de cuevas de murciélagos, recolectores de basura o carteros en zonas donde se ha dado algún caso de rabia.

Existen distintos tipos de vacuna antirrábica, todas ellas de virus inactivados. Las más antiguas se obtenían mediante cultivos en tejidos nerviosos, siendo sustituidas posteriormente por cultivos en embrión de pato, ya que las primeras tenían elevados efectos secundarios de carácter neurológicos. Las más actuales se obtienen a partir de cultivos celulares, siendo, por lo tanto más seguras y efectivas.

Siguiendo las recomendaciones de la OMS, suele utilizarse en España, la profilaxis post-exposición siguiendo las recomendaciones de la OMS y que se indican en el cuadro siguiente:


 

Categoría

Tipo de lesión

Acciones

I

Tocar o alimentar animales. Lamedura sobre piel intacta

Ninguna.

II

Mordisco en piel descubierta. Arañazo o erosiones leves sin sangrado.

Lameduras sobre piel rasgada.

Vacunación inmediata. Suspender la vacunación si el animal sigue sano tras la observación o las muestras analizadas son negativas.

III

Mordedura o arañazos transdermicos sencillos o múltiples.

Lameduras de mucosas.

Vacunación + inmunización pasiva. Suspender la vacunación en los mismo casos que en el tipo II.

 

Esquema vacunal postexposición, dos opciones:

  1. Cinco visitas-cinco dosis de 1 ml de vacuna HDCV, los días 0, 3, 7, 14 y 28.

  2. Tres visitas cuatro-dosis, se basa en la administración de dos dosis de 1 ml el día 0, y posteriormente una nueva dosis a los días 7 y 21.

En ambas pautas vacunales la protección se alcanza después de la tercera dosis, esto es a partir del día 14 del inicio de la vacunación. También se ha demostrado la efectividad con otras pautas. La efectividad de la profilaxis pre-exposición es prácticamente del 100%, manteniéndose durante al menos dos años.

 

Vacuna Neumocócica. El neumococo es el principal agente causal de las neumonías no hospitalarias y el segundo agente bacteriano productor de meningitis en nuestro entorno.

Las vacunas actualmente disponibles frente al neumococo están compuestas por 23 polisacáridos capsulares y está especialmente indicada en grupos de alto riesgo (mayores de 65 años o inmunodeprimidos)

La vacuna debe administrarse en una dosis única por vía intramuscular o subcutánea, revacunación cada 5 años. Los efectos secundarios descritos incluyen reacciones locales, elevación de la temperatura, mialgias y cefaleas.

 

Vacuna Fiebre Amarilla. La fiebre amarilla es una enfermedad viral que se transmite a los seres humanos a través de la picadura de mosquitos infectados. Síntomas comunes: desde ser similar a una gripe severa hasta una hepatitis grave y fiebre hemorrágica. Indicación vacunal: personas que viven en zonas epidémicas, endémicas o viajeros a dichas zonas.

Vía administración: Subcutánea. Dosis: una única dosis. Revacunación a los diez años.

 

Vacuna BCG. Contra la Tuberculosis. La vacunación sistemática con la vacuna BCG en los recién nacidos se abandonó en España en 1980 (1974 en Cataluña), manteniéndose en el País Vasco hasta el año 2013, fecha a partir de la cual se retiró. En España no está indicado su uso sistemático. Sólo estaría indicada en trabajadores sanitarios en contacto frecuente con enfermos tuberculosos.

 

Vacuna Rotavirus. Rotavirus es un agente infeccioso que causa con frecuencia gastroenteritis en los niños pequeños. El cuadro clínico que provoca es habitualmente benigno, con vómitos, diarrea y a veces fiebre, aunque puede ser más intenso en los lactantes más pequeños, que en alguna ocasión precisan de ingreso hospitalario y de forma excepcional puede resultar fatal. No financiada. Polivalente: por 4 serotipos (G1, G2, G3 y G4) y el genotipo P8.

 

 

4. Contraindicaciones generales de las vacunas.

 

Contraindicaciones absolutas de las vacunas:

  1. Cuando la administración de la vacuna puede suponer un riesgo importante para la salud o poner en peligro la vida del vacunado.

  2. Alergia severa a un componente de la vacuna.

 

Situaciones de precaución temporal para administrar las vacunas.

  •  Vacunas y embarazo:

    • Vacunas recomendadas:

      • Vacuna Tetánica.

      • Vacuna Difteria.

      • Vacuna Gripal (Influenza)

    • Vacunas recomendadas en casos de alto riesgo de exposición:

      • Vacuna Hepatitis A y B.

      • Vacuna Rabia.

      • Vacunas Neumococo y Meningococo.

    • Vacunas no aconsejables:

      • Vacuna Poliomielítica.

      • Vacuna Rubéola.

      • Vacuna Triple vírica (rubéola, sarampión, parotiditis)

      • Vacuna BCG.

      • Vacuna Varicela.

      • Vacuna Fiebre Tifoidea.

      • Vacuna Fiebre Amarilla.

  •  Inmunosupresión temporal.

  •  Administración reciente de derivados hemáticos.

  •  Enfermedad grave que no evolucionará a la cronicidad.

    Consideraciones en la administración de vacunas:

  •  No debe administrarse una vacuna cuando hay antecedentes de reacciones anafilácticas o de hipersensibilidad a alguno de sus componentes.

  •  Durante el embarazo deben evitarse las vacunas vivas atenuadas, valorándose en cada caso el riesgo.

  •  Las enfermedades agudas con fiebre superior a los 38,5 ºC y afectación del estado general aconsejan el posponer la vacunación. Igualmente tratamientos que ocasionan inmunodepresión obligan a retrasar la utilización de vacunas vivas atenuadas.

Las vacunas no están contraindicadas ante cardiopatías, insuficiencia renal o hepática, hepatitis, prematuridad, lactancia materna, tratamiento con antibióticos o corticoides tópicos, tratamientos antialergicos (excepto inmunoglobulinas o corticoides), antecedentes familiares de atopia o eczema, antecedentes de convulsiones, parálisis cerebral, fiebre inferior a 38,5 ºC, periodo de incubación de una enfermedad, temperatura ambiental alta, no estar en ayunas o cuadros diarreicos leves.

 

Reacciones adversas:

  •  Graves: anafilaxia severa: 20 casos por cada millón de dosis. Obligatorio en cada puesto de vacunación que exista una pauta de actuación para la detección y manejo de este problema.

  •  Moderadas:

    • Fiebre de más de 40,5ºC.

    • Hipotonía.

    • Episodio convulsivo.

    • Síncope postvacunal (mantener al vacunado en observación 20 minutos)

  •  Leves:

    • Dolor.

    • Inflamación local.

 


5. Registro Nominal de Vacunaciones.

 

Registros de vacunaciones. Se entiende por registros de vacunaciones los sistemas de registro de la actividad relacionada con la vacunación, tanto los que permanecen en poder del centro de vacunaciones como aquellos que permanecen en poder de los usuarios.

La función principal que cumplen estos registros es conocer cuál es el estado vacunal de las personas, permitiendo tomar las decisiones adecuadas en cada caso: revacunación, correcciones de calendario, etc.

Junto con esta función principal, los registros de vacunaciones son imprescindibles para evaluar y gestionar correctamente los programas de vacunaciones (calculo de coberturas, estimación de necesidades, etc..

 

Registro individual. Es el documento personal que incluye los datos referidos a la vacunación recibida por los usuarios. Puede ser un documento específico (carnet de vacunaciones) o incluido en otros documentos más globales (cartilla de salud infantil.

Debe diseñarse de forma que facilite su uso y la continuidad a lo largo de la vida, de manera que sea realmente una “historia de vacunación”.

Los objetivos del documento personal de vacunaciones son:

    • Facilitar información a los usuarios sobre el proceso vacunal (calendarios de vacunaciones)

    • Registrar las vacunaciones recibidas.

    • Registrar las observaciones de interés relacionadas con el proceso de vacunación (reacciones adversas)

    • Servir como vehículo de transmisión de la información entre distintos profesionales.

 

Contenidos recomendados de los documentos individuales.

  • Datos de filiación de la persona vacunada: nombre y apellidos, fecha de nacimiento.

  • Datos referidos a las vacunaciones: dosis recibidas, fechas de vacunación, fechas previstas para nuevas vacunaciones, centro de vacunación.

  • Contraindicaciones absolutas o relativas.

  • Observaciones de interés, incluidas reacciones adversas a las vacunaciones.

Además de estos contenidos mínimos, es recomendable que el documento recoja datos referidos al domicilio y teléfono de la persona, lote y marca de las vacunas administradas y vacunaciones en situaciones especiales.

 

Registro para el puesto de vacunaciones. El sistema de registro para el centro de vacunaciones o Centro de Salud, debe incluir todos los datos necesarios para la toma de decisiones por parte de los profesionales sanitarios, referidos a la gestión del programa de vacunaciones.

Los objetivos que debe cumplir el registro son:

    • Conocer la historia vacunal de cada persona atendida en el centro.

    • Mejorar la captación de los usuarios, mediante la emisión de avisos recordatorios de próximas dosis a recibir o de recaptación de aquellas personas que no acuden en las fechas previstas.

    • Evaluación del programa: cálculo de coberturas, evaluación de reacciones adversas, etc.

    • Gestión de los materiales necesarios para la vacunación: vacunas, documentos de apoyo, etc.

    • Gestión de las actividades de vacunación: establecimiento de horarios de vacunación, vacunación en colegios, etc.

 

6. Cadena del frío. Se entiende como cadena del frío todos los elementos, que permiten conservar en condiciones óptimas las vacunas, desde su fabricación hasta su administración a la población.

La mayor parte de las vacunas actualmente disponibles sufren alteraciones, cuando las condiciones de temperatura son adversas.

La temperatura óptima de conservación de las vacunas, es la situada entre 2 y 8 grados centígrados. En este rango de temperatura todas las vacunas se mantienen hasta el máximo de la caducidad prevista.

En líneas generales se puede decir, que las vacunas de virus vivos soportan bien el frío, pudiendo incluso congelarse sin que se altere, mientras que se deterioran con relativa facilidad con el calor. Por el contrario las vacunas de gérmenes muertos o toxoides se deterioran con la congelación y resisten relativamente bien el calor. En cualquier caso las vacunas liofilizadas, una vez reconstituidas deben utilizarse en la misma sesión de vacunaciones.

La tabla siguiente muestra para distintas vacunas la estabilidad demostrada:

 

VACUNA

TEMPERATURA DE ALMACENAMIENTO


 

2-8ºC

20-25ºC

37ºC

>37ºC

DT

Estable 2-5 a.

Estable 6-12 m.

Estable 2-6 m.

2 sem. a 45ºC.

PERTUSI

Estable 1,5 a 2 años.

Combinada: 4 a 12 meses.

Monovalente: 3 días.

Combinada: 1 a 4 meses. Monovalente: 3 días.

1 semana a 45ºC

SARAMPION

RUBEOLA

Estable entre 1 y 2 años (a veces más)

Entre 1 semana y 4 m. (las mejoradas 4 m)

Entre 1 y 4 semanas

1-2 días a 45ºC

TRIPE VIRICA

Estable 2 a.

Estable 10 sem.


 


 

POLIO ORAL

De 3 a 12 m.

Hasta 1- 2 sem.

1-3 días

1-2 horas a 50º

POLIO INYECT.

Estable 12-18 m.


 

Estable 4 sem.


 

HEPATITIS B

Estable 3 años

Estable 1 año.

Estable 7 m.

Estable 1 mes

 

Manejo de vacunas en la cadena del frío. La Conselleria de Sanidad realiza las siguientes recomendaciones en cuanto a la cadena del frío de las vacunas.

  • Deberán haber dos responsables de las vacunas, por centro.

  • Las neveras serán de uso exclusivo para las vacunas.

  • Se realizará control de temperaturas en cada turno.

  • El registro de temperatura se realizará con un termómetro de máximas y mínimas.

  • Las vacunas se colocarán en la nevera teniendo en consideración que:

    • No se pondrán en las puertas de la nevera, ni en el congelador, ni en los cajones inferiores.

    • Se situarán delante las que primero caducan.

  • Se colocarán acumuladores de frío en el congelador, para casos de emergencia.

  • Se colocarán botellas de agua para estabilizar a temperatura.

  • La nevera de las vacunas estará conectada a la red de seguridad.

  • No se pondrá en el mismo enchufe de la nevera de vacunas, otros aparatos eléctricos.

  • Se comunicará a Salud Pública cualquier incidencia al respecto de las vacunas. Si hay un corte de suministro eléctrico se indicará el tiempo que duró, la temperatura alcanzada y las vacunas existentes.

 

7. BIBLIOGRAFÍA.

  •  Recomendaciones de Vacunación en el adulto. Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Disponible en: http://www.msssi.gob.es/profesionales/saludPublica/prevPromocion/vacunaciones/recoVacunasAdultos.htm

  •  Portal de vacunas de la Asociación Española de Pediatría. Comité Asesor de Vacunas. Disponible en: http://vacunasaep.org/

  •  Portal de la Asociación Española de Vacunología. Disponible en. http://www.vacunas.org/

  •  Portal de Vacunas de la Oficina del Programa Nacional de Vacunas del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos. Disponible en: https://espanol.vaccines.gov/

  •  Portal de Salud de la Comunidad de Madrid. Salud Pública: Inmunización y Vacunas. Disponible en:
    http://www.madrid.org/cs/Satellite?cid=1142425051886&language=es&pageid=1159289987028&pagename=PortalSalud%2FPTSA_Generico_FA%2FPTSA_pintarGenerico&vest=1159289987028

  •  Vacunas en la infancia y en el adulto. Guía de Actuación Clínica en Atención Primaria. Conselleria de Sanidad. Generalitat Valenciana. 2003.

  •  Vacunaciones Preventivas. Principios y aplicaciones. Salleras L. Masson S.A. Barcelona, 1998.

  •  Guía de Vacunaciones en el adulto. Grupo de Trabajo de Vacunación en el adulto de la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene. Madrid 1.995.

  •  Plan de salud de la Comunidad Valenciana 2005-2009. Conselleria de Sanidad. Generalitat Valenciana.

  •  Guía de Actuación de Enfermería: Manual de Procedimientos. Conselleria de Sanitat. Generalitat Valenciana. 2007.

  •  Principios de Medicina Interna. Harrison 19 Ed. Edición Digital. 2016.

  •  Guía de Actuación de Enfermería: Manual de Procedimientos. Conselleria de Sanitat. Generalitat Valenciana. 2007.

  •  Martín Zurro A, Cano Pérez JF. Manual de Atención Primaria. Organización y pautas de actuación en la consulta. Doyma. Barcelona. 2014.

  •  Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria. Programa de Actividades Preventivas y de Promoción de Salud en Atención Primaria. Guías Clínicas, Guías de Práctica de la Salud y Guías Terapéuticas. 2016.


Principal ] Novedades ] Apuntes de clase ] Trabajos Enfermería ] Evaluación ]

Usuarios On line:          
Última modificación: 27 de mayo de 2018
Enviar correo electrónico a webmaster@aniorte-nic.net con preguntas o comentarios sobre este sitio Web
Webmaster: Nicanor Aniorte Hernández
Copyright © desde 2001 Nicanor Aniorte.
Política de Privacidad / Confidencialidad      Política de Financiación     Política de Publicidad

 

Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.

Proyecto HUGES página adherida Página adherida al Proyecto HUGES: Humanizando la Gestión Sanitaria.
Compruébalo aquí
   

     Estamos en la red desde el 27 de julio del 2.000