Principal Arriba Enviar apuntes Buscar Mapa del web Código de Conducta

Programa de salud: Obesidad

 

 

Principal
Novedades
Apuntes de clase
Trabajos Enfermería
Evaluación

 

   

 

 

Apuntes: 

PROGRAMA  DE  SALUD  EN  LA  OBESIDAD

Profesor: Nicanor Aniorte Hernández.

PROGRAMA DE SALUD EN LA OBESIDA.

Contenido:

1. Obesidad.
    Clasificación, etiología, morfotipología.

2. Patologías relacionadas con la obesidad.

3. Actuación de enfermería en la Obesidad.

4. Tratamiento.

5. Bibliografía.

1. OBESIDAD.

El peso ideal o relativo se entiende como aquel que confiere la esperanza de vida máxima a una persona. Para poder calcular el peso ideal, muchos investigadores han establecido ecuaciones en las que se relacionan el peso y la talla de la persona, el sexo y la edad.

Las fórmulas más utilizadas para el cálculo del Peso Ideal (PI) son:

  • Fórmula de Lorentz: PI = talla (cm) – 100 – [talla (cm) – 150/K]
    (Hombres K=4; Mujeres K=2)

  • Fórmula de Brocca: PI = talla (cm) – 100

  • Fórmula de la Metropolitan Life Insurance Company:
    PI = 50 + [0.75 * (talla (cm)-150)]

 

La obesidad es el aumento o exceso de peso o exceso de grasa en relación con el peso estándar. Se considera que el 5% de los niños, el 15% de los adolescentes y el 30% de los adultos son obesos.

Internacionalmente para medir la obesidad se utiliza el Índice de Quetelet o Índice de Masa Corporal (IMC), que se calcula dividiendo el peso en kilogramos, por el cuadrado de la talla en metros:

IMC = Peso (Kg) / Talla (metros2)

 

El índice de masa corporal (IMC) es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo, fue ideada por el astrónomo, estadístico, matemático, sociólogo y naturalista belga Lambert Adolphe Jacques Quetelet (Gante, 1796-1874), por lo que también se conoce como índice de Quetelet.

 

Los límites para clasificar y valorar los distintos tipos de obesidad fueron establecidos en 1983 por la OMS, que adoptó la clasificación propuesta por Garrow (1981) y apoyada por Bray. (Garrow y Bray establecen los mismos niveles de obesidad, a diferencia que mientras el primero habla de “Grados”, Bray establece la clasificación en “Clases”)

 

 

GARROW

BRAY

IMC

Normopeso:

GRADO 0

CLASE 0

20 – 24,9 Kg/m2

Obesidad leve:

GRADO I

CLASE I

25 - 29,9 Kg/m2

Obesidad grave:

GRADO II

CLASE II

30 - 39,9 Kg/m2

Obesidad mórbida:

GRADO III

CLASE III

> 40 Kg/m2

 

Etiología. Dentro de la etiología de la obesidad hay diversos factores como la herencia, uso de medicamentos, trastornos endocrinos, problemas emocionales,... pero son los relacionados con los malos hábitos alimenticios y la disminución de la actividad física los más habituales e importantes. El problema radica principalmente en que se ingiere más energía de la que se consume, por lo que ésta se acumula en el organismo en forma de grasa.

 

Según la etiología la obesidad se clasifica en:

  • Obesidad endógena: es la obesidad producida por disfunción de los sistemas endocrinos o metabólicos. Supone de un 1 a un 5% de los obesos.

  • Obesidad exógena: es la obesidad debida a una ingesta calórica superior a las necesidades metabólicas del organismo. Está relacionada con los estilos de vida y supone el 90-95% de las obesidades.

Morfotipología. Es la clasificación que se realiza en relación a la distribución de la grasa en el organismo. Para diferenciarlos se utiliza el índice cintura/cadera.

    La cintura o perímetro abdominal se mide a nivel umbilical o punto equidistante del último reborde costal y la cresta ilíaca anterior.
         El perímetro de caderas se mide a nivel de los trocánteres femorales mayores o 4 cm por debajo de la espina ilíaca antero superior.

Los valores normales del Índice Cintura/Cadera ICC = Cintura (cm) / Cadera (cm) es < de 0,85 en mujeres y < de 0,95 en hombre.

 

Según la distribución se distinguen dos morfotipos de obesidad:

  • Obesidad androide: acumulo de grasa en la parte superior del cuerpo (cara, cuello, hombros y abdomen superior). Da lugar al llamado “cuerpo de manzana”. Es más propia del varón. Se asocia a un alto riesgo cardiovascular y de diabetes. Se distinguen dos subgrupos: obesidad subcutánea, cuando el exceso de tejido adiposo se localiza en la zona subcutánea abdominal y obesidad visceral, cuando el exceso de grasa se localiza perivisceralmente.

  • Obesidad ginoide: la grasa se acumula en la parte inferior del cuerpo (muslos, glúteos, caderas, y abdomen inferior). Da lugar a la denominada “forma de pera”. Es más habitual encontrarla en la mujer en actividad ovárica y no suele suponer aumento añadido de riesgo cardiovascular.

 

En los pacientes obesos, el Riesgo Cardiovascular está relacionadocon el IMC y con el Índice Cintura/Cadera.

 

2. PATOLOGÍAS RELACIONADAS CON LA OBESIDAD.

Las principales enfermedades asociadas a la obesidad y que se agudizan con la misma son:

  • Diabetes mellitus tipo 2: un obeso de cada cinco acaba siendo diabético, soliendo revertir con la pérdida de peso.

  • Dislipemias: hipertrigliceridemia, aumento del colesterol LDL y disminución del HDL.

  • Complicaciones vasculares: HTA, aproximadamente el 50% de los hipertensos son obesos. Los beneficios que sobre la hipertensión tiene la pérdida de peso, según algunos estudios, son superiores a la dieta baja en sal; la HTA favorece la insuficiencia cardiaca o coronaria; los ACVA tienen mayor incidencia en personas con sobrepeso, al igual que el mismo favorece la insuficiencia venosa en las extremidades inferiores.

  • Enfermedades digestivas: pancreatitis, litiasis biliar y la hernia de hiato se dan más frecuentemente en la población obesa.

  • Complicaciones respiratorias: los pacientes con exceso de peso tienen mayor dificultad para movilizar la caja torácica, con la consiguiente reducción del volumen pulmonar favoreciendo así la insuficiencia respiratoria y las infecciones bronquíticas. El síndrome de apnea obstructiva del sueño es más frecuente en la población obesa, estos pacientes son además roncadores importantes.

  • Alteraciones óseas y articulares: el exceso de peso provoca alteraciones sobre el sistema esquelético y un traumatismo constante sobre las articulaciones, degenerando éstas con mayor celeridad y dando como resultado artrosis, sobre todo a nivel intervertebral, rodilla, cadera y tobillo. En niños, en edad de crecimiento, la obesidad puede producir deformaciones en los huesos.

  • Neoplasias: la obesidad se asocia a una mayor mortalidad por cáncer de próstata y colorrectal en hombres, mientras que en la mujer con sobrepeso es más elevada la mortalidad por cáncer de útero, ovario y endometrio.

  • Hiperuricemia: la obesidad se relaciona con un aumento de ácido úrico que a su vez puede provocar ataques de gota.

 

3. ACTUACIONES DE ENFERMERÍA.

Los criterios de inclusión en el Programa de Salud de Obesidad son: IMC > 25 Kg/m2 (Garrow Grado I) y/o estado de salud donde la obesidad influye negativamente.

Las actuaciones llevadas a cabo en la consulta serán:

  • 1ª visita:

    • Abrir historia y ficha seguimiento.

    • Encuesta hábitos dietéticos.

    • Educación sanitaria.

    • Planteamiento de objetivos.

  • 2ª visita: a los 15 días. Para control, evaluación y apoyo psicológico.

  • 3ª visita: al mes. Para seguimiento controles y evaluación.

  • Control mensual durante 6 meses.

  • Control cada 2 meses hasta completar el año.

 

4. TRATAMIENTO.

En el tratamiento de la obesidad se deben perseguir una serie de objetivos:

  • La dieta no debe perjudicar la salud física y psíquica de la persona, por ello y en relación a los hábitos, se intentará que el cambio no sea muy brusco sino que se produzca paulatinamente. En la entrevista previa deberemos conocer los hábitos y comportamiento alimentario (hiperfagia, bulimia,…), lo que nos ayudará a perfilar una dieta menos traumática.

  • Perder peso a un ritmo adecuado. Habitualmente las pérdidas rápidas conllevan recuperaciones rápidas.

  • Seguir la dieta hasta conseguir el peso deseado. Se utilizarán refuerzos positivos a medida que se van cumpliendo objetivos.

  • Estabilidad en el peso una vez que se haya alcanzado. Este punto es uno de los más difíciles ya que implica adquirir unos hábitos totalmente distintos, por lo que será necesario continuar reforzando y animando. Un gran refuerzo en este punto es el grado de salud alcanzado en cuanto a movilidad, parámetros analíticos que han mejorado y la sensación de bienestar subjetiva después de la pérdida de peso; debemos utilizar lo positivo para reforzar el cambio y adaptación a nuevos hábitos alimenticios.

 

El tratamiento básico de la obesidad incluye además del régimen hipocalórico, el ejercicio físico.

Según los manuales, la farmacología en el tratamiento de la obesidad sólo está indicada si IMC > 30 Kg/m2 y/o se presentan factores asociados a la misma y no se han conseguido resultados satisfactorios tras 6 meses de tratamiento.

La cirugía sólo se podrá llevar a cabo si el IMC > 40 Kg/m2 o en pacientes con factores de riesgo asociados si IMC > 35 Kg/m2.

 

Dieta y obesidad.

Los parámetros dietéticos que utilizaremos para establecer la dieta serán:

  • Energía: debemos calcular las necesidades energéticas y en función de las mismas realizar una disminución que sea significativa pero no brusca, en las semanas sucesivas se revisarán nuevamente las necesidades que irán disminuyendo según la pérdida de peso, para continuar reajustando en consecuencia.

  • Nutrientes energéticos. Se respetarán los porcentajes de una dieta equilibrada:

    • Glúcidos: se evitarán los glúcidos solubles porque en poca cantidad de alimento se ingiere gran cantidad de calorías.

    • Proteínas: recomendar el consumo de proteínas de alto valor biológico con menor valor calórico, por lo que se aconsejará el consumo de carnes magras.

    • Lípidos: deberá seguir una dieta con aporte adecuado de grasas insaturadas; habitualmente son pacientes con problemas adyacentes como las hiperlipemias y el consumo de este tipo de grasa ayudará a controlarlas.

  • Nutrientes no energéticos:

    • Fibra: se recomienda su consumo, ayudará a completar la sensación de saciedad sin aportar calorías.

    • Sales minerales y vitaminas: mientras la dieta sea equilibrada y superior a 1.500 kcal al día, el aporte está asegurado; en el caso que se deba reducir la ingesta por debajo de esta cantidad se deberán aportar suplementos vitamínicos.

5. BIBLIOGRAFÍA.

  • Obesidad y sobrepeso. Nota descriptiva N° 311. Organización Mundial de la Salud. Junio de 2016. Disponible en: http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs311/es/ (Consultado el 8 de enero de 2017)

  • La obesidad, artículo en el sitio web de la OMS. Mayo 2014. Disponible en: http://www.who.int/features/factfiles/obesity/es/ (Consultado el 8 de enero de 2017)

  • Obesidad. Guía de Actuación Clínica en A. P. Conselleria de Sanidad. Generalitat Valenciana. 2003.Plan de salud de la Comunidad Valenciana 2005-2009. Conselleria de Sanidad. Generalitat Valenciana.

  • Principios de Medicina Interna. Harrison 19 Ed. Edición Digital. 2016.

  • Guía de Actuación de Enfermería: Manual de Procedimientos. Conselleria de Sanitat. Generalitat Valenciana. 2007.

  • Martín Zurro A, Cano Pérez JF. Manual de Atención Primaria. Organización y pautas de actuación en la consulta. Doyma. Barcelona. 2014.

  • Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria. Programa de Actividades Preventivas y de Promoción de Salud en Atención Primaria. Guías Clínicas, Guías de Práctica de la Salud y Guías Terapéuticas. 2016.


Principal ] Novedades ] Apuntes de clase ] Trabajos Enfermería ] Evaluación ]

Usuarios On line:          
Última modificación: 16 de diciembre de 2016
Enviar correo electrónico a webmaster@aniorte-nic.net con preguntas o comentarios sobre este sitio Web.
Webmaster: Nicanor Aniorte Hernández
Copyright © desde 2001 Nicanor Aniorte.
Política de Privacidad / Confidencialidad      Política de Financiación     Política de Publicidad

Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.

     Estamos en la red desde el 27 de julio del 2.000